© © Roger Leguen / WWF
Los ecosistemas

Un mosaico único

La Cuenca Amazónica dista de ser una extensión monótona de árboles; por el contrario, se trata de una red de paisajes y ecosistemas. Este mosaico único le da al área su riqueza biológica sin igual, y con ella, su valor global.

A continuación exploraremos tres tipos de ecosistemas: el bosque tropical amazónico, los bosques inundables y los ríos.
Amazonía

© Greg Armfield / WWF-UK

El bosque tropical amazónico


© Juan Pratginestos / WWF

Dentro del bosque tropical amazónico existen varios tipos más de bosque: algunos son bosques tropicales densos como selvas, otros son bosques abiertos con palmeras, y algunos son bosques abiertos con gran cantidad de lianas. ¡Incluso se pueden encontrar grandes extensiones de pastizales naturales en la Amazonía!

Pero todos tienen una característica en común: lluvias abundantes. En el transcurso de un año, una porción de bosque tropical recibirá entre 1,500 y 3,000 mm de lluvia. Esto crea la típica atmósfera tropical de un bosque lluvioso, con una temperatura promedio de alrededor de 24 °C o más.

Árboles y plantas en los suelos "más pobres" del mundo

Los suelos tropicales son notoriamente delgados y pobres en nutrientes. En algunas partes de la Cuenca Amazónica se pueden hallar suelos blancos y arenosos. A pesar de esto, en ellos crecen ricos bosques tropicales. Esto se debe a que los animales y plantas muertos se descomponen rápidamente, y su materia orgánica es utilizada por otros organismos.

¡Descubre más!

 
© Edward Parker / WWF


Explora los bosques tropicales amazónicos
Descarga más información (próximamente)

Bosques inundables


© Edward Parker / WWF

Cada año, más de 250,000 km2 de bosques inundables amazónicos son cubiertos por el agua que se desborda de los ríos. Este fenómeno anual forma el sistema de bosques inundables ribereños más extensos del mundo, produciendo una drástica revolución en el paisaje.

Los bosques inundables representan entre 3% y 4% del área de la Cuenca Amazónica. Se trata de áreas altamente productivas a orillas de los ríos que se inundan durante la estación lluviosa y que reciben abundante sedimento de la Cordillera de los Andes. Cuando ocurren estas inundaciones los peces literalmente “nadan” dentro del bosque cumpliendo rol fundamental: alimentarse y dispersar las semillas de varias especies de plantas.

¡Descubre más!

Pará, Brasil 
© Edward Parker / WWF


Explora los bosques inundables
Decarga más información (próximamente)
 

Ríos


© Adriano Gambarini / WWF Living Amazon Initiative

Los ríos son impredecibles, y en ningún lugar es esto más cierto que en la Cuenca Amazónica, la cual está sujeta a cambios estacionales radicales a lo largo del año.

Los ríos amazónicos proporcionan un amplio abanico de hábitats, como ciénagas, pantanos y arroyos, cada uno de los cuales es hogar de distintos tipos de fauna. Estas hidrovías están sujetas a importantes ciclos anuales de inundación, los cuales afectan la ecología y el paisaje de la región. En la Amazonía existen ríos de “aguas claras”, que son aquellos que vienen de la Cordillera de los Andes; y ríos de “aguas negras” que se originan en el mismo bosque amazónico y que tienen el agua literalmente negras debido a la alta descomposición de materia orgánica. En cada tipo de río vive una fauna y una flora adaptada a cada condición particular.

¡Descubre más!

 
© Francois Xavier Pelletier / WWF


Explora los ríos de la Amazonía
Descarga más información (próximamente)