© Esteban Barrera
DELFÍN DE RÍO
© Mark Carwardine

 

   
ESTADO DE CONSERVACIÓN: En Peligro

 
 NOMBRE CIENTÍFICO: Inia geoffrensis 

   
AMENAZAS: Contaminación de los ríos por mercurio, conflictos con
actividades pesqueras, hidroeléctricas, choques con embarcaciones 

De los ocho delfines de río que existen en el mundo, cuatro se encuentran en Sudamérica, en las cuencas del Orinoco y el Amazonas. Dos de las especies más conocidas son el delfín rosado Inia geoffrensis y el delfín gris o tucuxi Sotalia fluviatilis.

© Fernando Trujillo / Fundación Omacha

DELFÍN ROSADO

El delfín rosado es tal vez la especie más carismática de delfín de río en el mundo. Además de su característico color, posee una serie de adaptaciones a su hábitat en los ríos y lagos de la Amazonía, que lo hacen único. Por ejemplo, tiene aletas cortas y vértebras adicionales en el cuello, que le permiten moverse con facilidad para buscar alimento entre las raíces y vegetación acuática. Los delfines viajan largas distancias a través de grandes ríos y sus tributarios; y, como depredadores tope, el estado de sus poblaciones es un excelente indicador de la salud del ecosistema y los potenciales impactos de actividades humanas.

© Diego Pérez / WWF-Perú

AMENAZAS

Las principales amenazas de los delfines son la contaminación de los ríos por mercurio de la minería ilegal, los conflictos con las actividades pesqueras, la sobrepesca, la cacería dirigida para usarlo como carnada (para el delfín rosado), los proyectos de infraestructura como represas hidroeléctricas, vías fluviales y carreteras; la deforestación, la producción petrolera y el tránsito frecuente de barcos.

© WWF-Latinoamérica / SARDI

Trabajo de WWF

COLOMBIA

WWF es parte de la Iniciativa Suramericana de Delfines de Río, SARDI. Desde allí se promueven acciones de incidencia para la creación de planes de acción, ampliación de áreas protegidas y establecimiento de corredores biológicos para estas especies, medición de la salud de los ríos y monitoreo del estado de conservación de los delfines a través del uso de tecnología como seguimiento satelital, además del trabajo con las comunidades locales para el control de las actividades de pesca y la reducción de los conflictos.

PERÚ

En los ríos de Perú, donde se concentran algunas de sus mayores poblaciones, el equipo de WWF trabaja con técnicas como el monitoreo satelital para conocer más sobre sus hábitos, zonas de pesca y reproducción, para entender las amenazas que enfrenta y ayudar a asegurar su conservación. Esto es complementado con una de las más innovadoras técnicas de estudio de la biodiversidad; el ADN ambiental. A lo largo de esta y otras expediciones realizadas, el equipo de WWF ha ido extrayendo pequeñas muestras de agua de los distintos ríos. Después, con la ayuda de técnicas moleculares, se han identificado trazas de ADN de las distintas especies presentes en la zona, lo que permite tener una buena idea de la biodiversidad presente. Con esto se busca llenar vacíos de información, debido a que a nivel nacional es considerada una especie con información insuficiente.

Más especies prioritarias