| WWF
© WWF-Malaysia / Mazidi Abd Ghani

PRODUCCIÓN SOSTENIBLE

Mejorando como se cultiva nuestra comida

Los alimentos se pueden producir de forma que trabajen junto con la naturaleza, no en su contra. Pero en este momento constituyen la mayor amenaza para la naturaleza, tanto en la tierra como en los ríos y los océanos.

Su producción es responsable del 70% de la pérdida de biodiversidad. Y, a medida que crece la población mundial y aumenta la demanda de alimentos, la agricultura se expande e intensifica a un ritmo insostenible.

Debemos mejorar nuestra producción y aumentar la eficiencia para evitar la conversión continua del hábitat y reducir la amenaza de escasez de agua, cambio climático y desastres naturales.

Construyendo un futuro más productivo

Un enfoque sostenible significa detener la destrucción de los bosques y otros hábitats para dar paso a los cultivos y el ganado, mientras se devuelve la naturaleza a los paisajes agrícolas.

Significa reducir la presión sobre la naturaleza al mejorar la salud de los suelos degradados y ayudar a los pequeños agricultores a aumentar los rendimientos mediante la adopción de mejores prácticas agrícolas.

Y significa adoptar enfoques de planificación integrados, que reúnen a comunidades, empresas y gobiernos para aprovechar al máximo nuestros principales paisajes.

Mejorar la trazabilidad para aumentar la transparencia y la rendición de cuentas también contribuirá, al igual que abordar la composición de los alimentos para animales, ya que también estos impactan al planeta.

Lo que hacemos

Trabajamos donde la necesidad es mayor: en productos que presentan las mayores amenazas para la naturaleza y en lugares donde la producción de alimentos tiene un impacto crítico en el ambiente. Y trabajamos con todos, desde pequeños productores hasta supermercados, desde gobiernos hasta bancos, para mejorar las cosas.

En la próxima década, queremos ver que al menos la mitad del área utilizada para la agricultura y la acuicultura se gestione de manera sostenible, sin que se conviertan nuevas áreas.

Toma acción

• Conoce de dónde proviene tu comida: pregunta a los almacenes, carniceros y pescaderos cómo obtienen sus productos.

• Apoya a las empresas que son transparentes acerca de sus ingredientes y de dónde provienen.

• Si una empresa se niega a usar ingredientes sostenibles, ¡piensa en comprar una marca diferente!

• Si estás comiendo pescado o carne, intenta comprender de qué se alimentó el animal: ¡tú eres lo que comes!

• Compra alimentos que hayan sido certificados como sostenibles

• Apoya a los pequeños agricultores locales y asegúrate de pagar un precio justo.