| WWF
© WWF-Ecuador

PÉRDIDA DE ALIMENTOS Y DESPERDICIO DE COMIDA

© Jonathan Caramanus / Green Renaissance / WWF-UK

Ya producimos alimentos más que suficientes para alimentar a todos en la Tierra, pero alrededor de un tercio de ellos nunca se comen. Al mismo tiempo, casi mil millones de personas pasan hambre.


Producir un 50% más de alimentos de los que consumimos también significa que estamos teniendo impactos completamente innecesarios en la naturaleza.

Queremos ver un mundo en el que se reconozca el verdadero valor de los alimentos y el desperdicio se reduzca drásticamente para acabar con el hambre, atender a una creciente población mundial y reducir la presión sobre nuestro planeta.

El desperdicio de alimentos no es una opción

Si la pérdida y el desperdicio de alimentos fuera un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero. No hacer frente a nuestro desperdicio hace que sea extremadamente difícil evitar que el cambio climático cause impactos catastróficos.

También significa mucha destrucción del bosque, desviación del agua de los ríos, degradación del suelo y pérdida de biodiversidad, todo por nada. Y le cuesta a la economía global $940 mil millones por año, un costo sorprendente para todos los ciudadanos y una pérdida de ingresos para los agricultores.

Mientras tanto, todos los que actualmente padecen hambre podrían ser alimentados con menos de una cuarta parte de los alimentos desperdiciados en Europa y los Estados Unidos.

Debemos cambiar de dirección por el bien de las personas y la naturaleza, haciendo que la pérdida y el desperdicio de alimentos sean inaceptables social y políticamente, y garantizando que todos los involucrados en la producción de alimentos transformen sus prácticas laborales.

© Michel Gunther / WWF

Lo que hacemos

Proyecto piloto Food Waste junto a chefs de cruceros y restaurantes de Galápagos
© WWF-Ecuador

Queremos reducir a la mitad la cantidad de alimentos que tiran los consumidores y minoristas, al tiempo que disminuimos las pérdidas después de la cosecha y en la granja.

Estamos abordando este desafío en dos frentes. En cuanto al consumo, estamos trabajando con empresas que fabrican, venden y sirven alimentos para comprender por qué se desperdician alimentos y qué se puede hacer al respecto. Y estamos llevando a cabo campañas de sensibilización para que los consumidores estén mejor informados sobre el desperdicio de alimentos.

Toma acción

  • Haz una lista de compras y un plan de comidas antes de ir a comprar alimentos.
  • No vayas a comprar alimentos con el estómago vacío y evita las compras impulsivas.
  • Congela y etiqueta las sobras ¡y asegúrate de comerlas!
  • Solo toma lo que necesites de un buffet en un hotel o restaurante.
  • Llévate a casa tus sobras de un restaurante y dáselas a tus mascotas.
  • Pregunta a los supermercados y restaurantes si tienen programas de donación de alimentos. ¡Sugiéreles que comiencen uno si no lo hacen!