Reasentamiento en la Amazonía

Un factor clave en el corazón de la deforestación amazónica

 / ©: Edward Parker / WWF-Canon
Brasil
© Edward Parker / WWF-Canon
Entre 1980 y el 2000, la población urbana en la Amazonía Legal de Brasil casi se triplicó, de 4.7 millones (45% de la población de la región) a 13.7 millones (69%).

Esta tendencia estuvo marcada particularmente cerca de centros urbanos importantes, zonas libres de impuesto (Manaus y Macapá), y áreas donde se procesa madera y se desarrolla la minería1. Con ello, tanto los bosques como las personas han sufrido mucho.

Carreteras que traen oportunidades y presiones

Para el bosque amazónico, las carreteras son muy a menudo malas noticias. En el bosque amazónico brasilero, aproximadamente 80% de las áreas deforestadas se encuentran a 30 km de carreteras autorizadas.

Además de esto, alrededor de 80% de los centros urbanos, acuerdos en la reforma agraria y zonas cerca de las áreas de deforestación se encuentran a 70 km de estas carreteras.2

La carretera Transamazónica atraviesa el interior del bosque, alejándose de la llanura inundable hacia un área infértil. Además del fertilizante, que es costoso, las intensas precipitaciones en el área llevan con frecuencia a la erosión, mientras que las carreteras dañadas cortan los suministros y hacen difícil el envío de los productos agrícolas a las ciudades.

Una mala consolidación es que estos pequeños productores poseen típicamente sus tierras, lo que los diferencia de los 11 millones de campesinos sin tierras en Brasil.

“Bienvenido a la Amazonía”

Según un esfuerzo de reasentamiento realizado en Brasil, los colonos que poblaban la frontera del bosque amazónico recibían un terreno de un poco más de 1 km2 de tamaño, un salario por seis meses, y préstamos agrícolas, lo que les daba derecho a establecerse a lo largo de la carretera y desbrozar el bosque aledaño para el cultivo3. Asimismo, trajeron cinco millones de reses a la zona, una tendencia que se repitió en otros lugares.

La maldición del reasentamiento

Sin embargo, muchos problemas, incluyendo las enfermedades traídas por las personas, incrementaron la deforestación.4

Originalmente, el gobierno planteó sembrar arroz, pero esto requería de fertilizantes, herbicidas e insecticidas. Aparecieron las plagas agrícolas. Luego de que las personas se establecieron, la malaria se propagó, traída por los emigrantes de las zonas del norte. Pronto, las personas fueron aquejadas de enfermedades gastrointestinales debido a las malas condiciones sanitarias.

El costo para Brasil por este trabajo de reasentamiento ha sido de US$500 millones, y el costo para los bosques incalculable.

------------------------------------------------
1Barreto et al. 2005. Human Pressure in the Brazilian Amazon. IMAZON.
2Barreto et al. 2005. Human Pressure in the Brazilian Amazon. IMAZON
3Mongabay.com. The Trans-Amazonian Highway. http://www.mongabay.com/08highway.htm. Accessed 8/ 10/2005
4Smith, 1981, in Kricher, 1997

Siguiente [Minería en la Amazonía] >>