Indignación de WWF por supuesta donación recibida y por vergonzosa multa, como sanción por la deforestación en Caazapá



Posted on 04 octubre 2013  | 
El 4 de octubre de 2013 el Diario ABC Color publicó en su edición impresa una nota en página 27, donde manifiesta que "El proceso judicial terminó con una suspención condicional con la donación de 10.000 plantines a la organización WWF..." cuya donación nunca recibimos ni la aceptaremos.
 
Tras la intervención realizada, en la propiedad del brasileño Luis Itimura, ubicada en la colonia Apepú, de Tava'i, los intervinientes, encabezados por la fiscala del Medioambiente de Caazapá, Karina Escurra, constataron dicho desmonte y la comercialización irregular de los productos forestales en la propiedad.
 
En junio pasado, el dueño de la propiedad ya fue multado por deforestar 400 hectáreas, trasgrediendo la Ley 2524/04 "De prohibición en la región oriental de las actividades de transformación y conversión de superficies con cobertura de bosques" conocida como "Ley de deforestación Cero" Una segunda intervención fue por 60 hectáreas desmontadas. La comitiva de la SEAM, Infona y de la Fiscalía de Medioambiente de Caazapá, abrieron un sumario para investigar este nuevo hecho.
 
Según indica ABC, con el caso de la deforestación de 400 hectáreas, el Infona cerró el sumario multando al dueño de la propiedad, Luis Itimura, con la suma de Gs. 20 millones. Dicho proceso judicial terminó supuestamente con una suspensión condicional con la donación de 10.000 plantines a nuestra organización, hecho que nunca sucedió y en caso de que así lo planteen, tampoco aceptaremos esta medida viniendo de tal delito ambiental, significando esta donación una burla a semenjante criminalidad realizada, cerrando el caso con total impunidad.
 
El anterior fiscal del Medioambiente, Erico Ávalos, cerró el caso con una resolución, en donde debería figurar los procesos realizados tras la intervención y también la suspención condicional del proceso judicial. Nuestros asesores legales están verificando el contenido de la resolución para tomar las medidas correspodientes al caso.
 
La Ley de Deforestación Cero ya que hasta ahora, es  la única herramienta eficaz contra la tala indiscriminada de bosques en la Región Oriental. Desde su primera implementación el índice de deforestación disminuyó en un 90%. Pero en este último año las deforestaciones aumentaron notoriamente conociendose casos muy importantes, especialmente en los departamentos de Caaguazú, Caazapá, Amambay, Canindeyú y San Perdo.
 
Al mismo tiempo rechazamos este tipo de multas, que lo único que logran es que sigan impune este tipo de delitos ambientales.
 
En otra parte de la nota periodística del diario ABC se publica que los infractores deberán comprar servicios ambientales de la Organización “Naturaleza Pura”, mecanismo que aún no está siendo implementada, por lo tanto  las autoridades intervientes no pueden utilizar el mecanismo de Pagos a Servicios Ambientales (PAS). Por otro lado este mecanismo “PAS” no puede ser usado como compensaciones para deforestaciones realizadas después de la promulgación de la Ley de Deforestación Cero.
 
Por este medio también la Directora de la WWF. Lucy Aquino, insta a los ciudadanos a exigir mas información sobre los casos abiertos por este tipo de crimenes, a los jóvenes a que exijan el respeto a sus derechos de heredar un ambiente saludable.
 
Más información sobre Ley de Deforestación Cero: Instamos a que siga y SE CUMPLA!!!
 
Esta ley es de vital importancia hasta que se articule un cuerpo legislativo eficaz basado en una forma de conservación del bosque que sea económica, social, y medioambientalmente viable.
 
Dicha Ley, fue aprobada por primera vez en el año 2004 con una duración de dos años. En el 2006, tras un arduo trabajo en conjunto con otras organizaciones no gubernamentales, se logró la extensión de la ley por dos años más. Pero la nueva moratoria incluyó el desarrollo de un mecanismo de pago por los servicios ambientales, es decir, la compensación económica a aquellos propietarios de bosques que han dejado más del 25% de cobertura boscosa que establece la ley 422 forestal. En setiembre de 2013, cuando faltaba poco para que terminara su vigencia, el trabajo de difusión de los medios de comunicación y las organizaciones de la sociedad civil, tuvo por resultado que el Congreso Nacional extendiera su alcance hasta diciembre de 2018.
 
En aquella oportunidad se discutió también un nuevo marco jurídico que permitiera compensar económicamente a los propietarios de bosques nativos. Esto llevó a la sanción y promulgación de la Ley 3001/06 “De valoración y retribución de los servicios ambientales”, que permite valorar los servicios que prestan los ecosistemas cuando son sometidos a un manejo conservacionista, es decir, retribuye las acciones ejecutadas por los propietarios en cuanto a conservar los bosques, humedales y pastizales que se encuentran dentro de sus respectivas tierras, colaborando así con el mantenimiento de la diversidad biológica, regulación del clima, control de la erosión e inundaciones, la producción de agua dulce y la belleza escénica, entre otros.
 
La extensión de la “Ley de Deforestación Cero” es necesaria, a fin de procurar que el derecho fundamental a habitar en un ambiente saludable y ecológicamente equilibrado no se convierta en una utopía. Se lo debemos a todas las generaciones de paraguayos, a las presentes y a las futuras.
Imágenes satelitales de deforestación de 10ha en Tavai
Imágenes satelitales de deforestación de 10ha en Tavai
© Andrea Garay / WWF Paraguay Enlarge