Un pueblo "glocal" cuentas su histora en el libro "Historias de Junquillal"



Posted on 12 June 2009  | 
En este libro se recogen relatos de vida de unas pocas personas, que forman parte de la historia de Junquillal, comunidad costera que convive con las tortugas marinas anidantes en sus playas. La selección de relatos que se logró reunir, si bien parcialmente producto del azar, es representativa de la particular y compleja realidad de Junquillal, como pueblo que transita entre tiempos y mundos diversos.

“Historias de Junquillal”, editado por Felipe Montoya Greenheck, representa la particular y compleja realidad de esta comunidad, como pueblo que transita entre tiempos y mundos diversos, como pueblo “glocal” que se reparte entre lo local y lo global.

 

Junquillal como muchas comunidades costeras hoy se equilibra entre sus costumbres nativas y el progreso que ha llagado de la mano de extranjeros, factores que se mezclan para contar una historia y crear un futuro

 

Para Montoya este libro no hubiera sido posible sin la colaboración de las personas que compartieron sus relatos, sus recuerdos e historias de vida. “El entusiasmo de la comunidad de Junquillal por recuperar su pasado y de tomar control de su futuro inspiró la realización de este libro”, comentó Felipe Montoya.

 

Como reconocimiento y agradecimiento a la comunidad por su aporte, el mismo día de la presentación, se realizará una donación de ejemplares para asegurar el acceso del pueblo a este documento que recopila la historia contada por ellos mismos, para que se apropien de su pasado.

 

Para la producción del libro se contó con el apoyo del  Observatorio del Desarrollo de la Universidad de Costa Rica y del Programa Marino y de Especies de WWF para Latinoamérica y el Caribe tanto en investigación como en el aporte de recursos económicos.

 

“En este libro se recogen relatos de vida de unas pocas personas, de don Anacleto, doña Francisca, don Manuel, de Sibylle y Jochen, y de Douglas. Todos ellos forman parte de la historia de Junquillal. Pero, para que esa historia fuera completa, habría que captar las narraciones de todas las personas que hayan morado en el lugar, así como de todas aquellas en cuyo interior, de alguna forma, haya morado Junquillal”, comentó Montoya.

 

Estos cinco relatos muestran el paisaje, el rostro, el espíritu de Junquillal. Pero aunque sea solo una senda entre muchas, no deja de ofrecer una mirada fidedigna de la historia de este lugar y de los dilemas que hoy enfrenta: ¿cómo conciliar la conservación de un Junquillal guanacasteco, natural, lento y tranquilo, con un Junquillal, turístico, globalizado, activo y productivo?

 

Las historias relatadas viajan a  través del tiempo desde una época de carretas de bueyes, la construcción de la carretera, la llegada del primer carro, la molida de maíz en piedra, de empresarios y turismo, de extranjeros que se enamoran en Junquillal.  Pero más allá de eso se relata cómo especies de flora y fauna han ido desapareciendo y  paralelamente como organizaciones y la comunidad toman acciones para proteger su diversidad.

 

“Al final, la importancia de la historia es mostrar cómo las acciones del pasado fueron lo que hicieron de Junquillal lo que es hoy. De igual manera debemos reconocer que lo que hagamos, o dejemos de hacer hoy, será lo que determine el Junquillal de mañana. Cuando en otros cien años se hable de los que hoy forman parte de Junquillal, esperemos que sus palabras sean de agradecimiento por las buenas decisiones que tomamos para mantener el bienestar de esta localidad única en el globo”.

Book Frontpage
© Jeffrey Muñoz Enlarge

Subscribe to our mailing list

* indicates required