Integrar los derechos humanos en la conservación | WWF
© Karine Aigner/WWF-US

Integrar los derechos humanos en la conservación

El año pasado, WWF encargó a un Panel independiente un informe sobre cómo dábamos respuesta a las denuncias de vulneraciones de derechos humanos por parte de ciertos guardas gubernamentales en lugares complejos y remotos de África Central, India y Nepal. ‘Embedding Human Rights in Nature Conservation - from Intent to Action’ es el informe resultante. Queríamos una evaluación rigurosa e imparcial de nuestros esfuerzos para continuar aprendiendo y mejorando nuestros programas.

El Panel no ha encontrado ninguna prueba de que el personal de WWF haya planeado o alentado prácticas de vulneración de derechos, ni de que haya participado en estas. Cuando tuvimos constancia de las inquietudes, nuestro personal tomó medidas para responder a ellas. El Panel también fue implacable a la hora de concluir que debemos hacer más. Acogemos las recomendaciones del Panel y las estamos teniendo en cuenta, además de las acciones que ya hemos realizado para cumplir mejor con nuestros compromisos con las comunidades. Informaremos periódicamente sobre los avances realizados en relación con estas acciones.

Las vulneraciones denunciadas por los guardas gubernamentales nos horrorizan y se oponen a los valores que defendemos. Sentimos un dolor profundo y sin reservas por quienes han sufrido. Nuestro cometido es dar más de nosotros mismos para que las voces de las comunidades se escuchen, para que se respeten sus derechos y para abogar sistemáticamente por que los gobiernos respeten sus obligaciones en materia de derechos humanos. Estamos convencidos de que los pasos que estamos dando ayudarán a proteger a las comunidades y la naturaleza de la que éstas dependen, y que, como resultado, podremos brindar junto a nuestros socios una conservación más duradera.

¿Quién ha dirigido el informe independiente?

El Panel, dirigido por la jueza Navi Pillay, ex alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, también incluyó al profesor John Knox, primer relator especial de las Naciones Unidas sobre derechos humanos y medioambiente, y a la Dra. Kathy MacKinnon, presidenta de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN y ex especialista principal en biodiversidad del Banco Mundial. Se seleccionó a estos miembros del grupo por su amplia experiencia en derechos humanos, desarrollo y conservación. Queríamos obtener una revisión estricta e imparcial de nuestros esfuerzos para seguir aprendiendo y mejorar nuestros programas.

¿Cuáles son las conclusiones del informe del Panel independiente?

El Panel independiente no ha encontrado ninguna prueba de que el personal de WWF haya planeado o alentado prácticas de vulneración de derechos de ningún tipo, ni de que haya participado en estas. El Panel ha reconocido que WWF fue una de las primeras organizaciones cuyo trabajo de conservación se centra en adoptar principios en materia de derechos humanos, que solemos establecer incluso estándares más altos que los dispuestos en las leyes y prácticas de los estados en los que trabaja, y que hemos promulgado numerosas medidas para apoyar a las comunidades. Asimismo, se han detectado deficiencias y se ha pedido más rigor en la forma en que implementamos nuestras políticas, escuchamos y respondemos a las comunidades, y abogamos por que los gobiernos protejan los derechos humanos.

Acogemos positivamente las recomendaciones del Panel dado que son directrices importantes que nos permitirán crecer como organización de conservación y, de hecho, las estamos abordando una a una. Sin duda, respaldarán los esfuerzos que ya tenemos en marcha.

¿Qué pasos está dando WWF?

WWF reconoce desde hace tiempo que la conservación y los derechos humanos son el núcleo del desarrollo sostenible. En los últimos dos años, hemos diseñado y aplicado medidas para integrar de forma más homogénea los derechos humanos en nuestra labor de conservación. Nos comprometemos a aprender y mejorar de forma continua. Gracias al asesoramiento del Panel, continuaremos con este proceso. Ya estamos abordando lo siguiente:

  1. Reforzar nuestro sistema de protección social, que consta de un conjunto obligatorio de acciones para implicar mejor a las comunidades, identificar y gestionar riesgos, y garantizar la uniformidad de nuestros esfuerzos en los diferentes entornos en los que trabajamos. Las juntas directivas de WWF de todo el mundo han aprobado estas protecciones y su implementación está dirigida por una nueva Unidad Global de Salvaguardas específica.
  2. Crear una oficina del defensor del pueblo totalmente independiente que responsabilizará a WWF de sus compromisos y que prestará servicios de resolución de conflictos a las comunidades en las que trabaja la organización.
  3. Tomar medidas adicionales para disminuir los conflictos entre las comunidades y los guardas gubernamentales como, por ejemplo, impartir formación obligatoria sobre derechos humanos para los proyectos de WWF que impliquen la aplicación de la ley y ayudar a fundar la Universal Ranger Support Alliance, una alianza para apoyar guardas cuyo objetivo es profesionalizar la labor de los guardas y elaborar un código de conducta global.
  4. Establecer procedimientos de queja eficaces en todos los países en los que WWF realiza actividades para que las quejas de las comunidades puedan presentarse, recibirse, seguirse y abordarse. WWF se fija en el Centro de Derechos Humanos de la República Centroafricana, que el Panel elogió como un ejemplo que sigue las mejores prácticas en relación a los procedimientos de queja integrados en lugares complejos.
  5. Exigir que todos los proyectos de conservación de alto riesgo sean evaluados por un nuevo comité global de alto nivel de expertos líderes en conservación de WWF.
  6. Desarrollar la capacidad del personal, lo que incluye formar a los 7 500 empleados de todo el mundo en lo relacionado con el nuevo sistema de salvaguardas.
  7. Incluir los compromisos de WWF en cuanto a protección y derechos humanos en los acuerdos pertinentes, y utilizar más firmemente nuestra influencia si no se respetan los derechos.
  8. Hemos definido límites claros sobre lo que vamos a financiar y lo que no, y estamos preparados para suspender proyectos si se traspasan dichos límites.
Enlaces relacionados

People & Conservation

We depend on the natural world. Conserving species, protecting habitats and keeping our climate and environment healthy is good for all of us.

Our safeguarding policies

Our commitment to transparency and accountability of Environmental and Social (E&S) Safeguards