¿Cómo llegamos a esta #LargaVedaALaMerluza? | WWF
¿Cómo llegamos a esta #LargaVedaALaMerluza?

Posted on 13 septiembre 2019

En 2011, WWF Francia lanzó una campaña para promover la protección del atún rojo, gravemente amenazado, y lo hizo con unas gráficas que no pasaron desapercibidas a nivel internacional: una decena de peces nada bajo el agua y el principal de ellos lleva la cabeza cubierta con una máscara de panda. “¿Te importaría más si fuera un panda?”, rezaba el mensaje junto a la imagen, en un diseño que se repetía con máscaras de otros dos animales emblemáticos: el gorila y el rinoceronte.

Esta idea creativa hizo explícita la dificultad que reviste trabajar por la conservación de especies que, por sus características estéticas o los sentimientos que evocan, no resultan tan “sexys” en términos publicitarios, en contraposición con la figura de otros animales.

La merluza común o chilena, al igual que su pariente del Mediterráneo, enfrenta graves dificultades, y si bien su pesquería salió de la categoría de agotamiento o colapso, aún se encuentra en estado de sobreexplotación. Esto hace urgente la implementación de medidas para que pueda convertirse en una pesquería sustentable, lo que no solo tiene que ver con que mejore su categoría de “sobreexplotada” a “subexplotación”.

La popular “pescada” es un patrimonio natural de Chile, estimándose que es el pescado más consumido a nivel nacional y también la fuente de sustento para cerca de 18 mil pescadores artesanales. Por lo mismo, para llamar la atención sobre su crisis quizás no ha sido necesario utilizar máscaras de especies icónicas que a nivel global llaman la atención, sino que mostrar el alcance de los impactos que el agotamiento de sus stocks provocarían, no solo en términos ambientales, sino que también sociales, graficados en el rostro curtido de los hombres de mar que dependen de ella.

Como WWF Chile vimos un gran desafío en la recuperación de la merluza, por lo cual en 2015 comenzamos un trabajo técnico y también comunicacional para aportar a que la condición de este recurso mejorara. Parte de ello ha tenido que ver con entregar propuestas y apoyar la difusión de la veda que se extiende por todo septiembre, donde ocurre parte de su peak reproductivo. Esta medida, administrada y fiscalizada por Sernapesca, prohíbe la extracción, el procesamiento y la venta de merluza común. Con ello se da un descanso a la pesquería y se mantiene a raya a sus dos principales amenazas: la pesca ilegal y la sobrepesca.

Si bien la recuperación de stocks pesqueros requiere tiempo y la conjunción de diversos factores, el paso de la pesquería del estado de colapso al de sobreexplotación en 2017, fue un hito importante para el trabajo de WWF Chile
Ese mismo año, junto a diversos actores pesqueros, conmemoramos el primer Día Nacional de la Merluza Chilena, para el segundo domingo tras el término de la veda. Esta celebración fue muy bien acogida por los propios pescadores y volvió a celebrarse en 2018, quedando instaurada en el calendario de efemérides ambientales y sociales del país.
En 2018, además, el balance de la veda de septiembre mostró una positiva evolución respecto a 2017, registrándose solo 12 hallazgos, con un total de 661 kilos incautados. Esto, en contraste con las cifras de la veda del año anterior, cuando se realizaron 19 hallazgos, con un total de 4.509 kilos.

Esas señales van mostrando que los esfuerzos mancomunados entre ONGs, Gobierno y pescadores artesanales, están dando frutos.
Por lo mismo, este año nos hemos sumado nuevamente a la difusión de la veda biológica, pero también, bajo el slogan #LargaVedaALaMerluza, hemos propuesto que esta prohibición de amplíe, convirtiéndose efectivamente en una veda de recuperación del recurso. Así, entre otros puntos, estamos pidiendo a las autoridades competentes que consideren la extensión de la veda a dos meses, desde el 15 de agosto al 15 de octubre, abarcando un lapso más amplio dentro del periodo reproductivo de la merluza. Esta medida debe ir acompañada de planes de mitigación que ayuden a reducir el impacto que esto provocará en los pescadores merluceros.
Además, como una forma de contribuir a la conservación de los ecosistemas marinos y las especies que albergan, solicitamos el término de la pesca de arrastre de merluza común, cambio que esperamos se realice gradualmente.

La crisis de las pesquerías es un fenómeno global, que en muchas zonas se está viendo exacerbado por el cambio climático. Sin embargo, la acción para revertir esta situación se inicia a nivel local, por tanto te invitamos a conocer más sobre este tema y las propuestas que estaremos promoviendo con mucha energía hasta el próximo Día de la Merluza Chilena, que se celebrará el domingo 13 de octubre.
Nosotros, como WWF Chile, seguiremos trabajando y sumando actores a esta tarea que involucra desde el consumo responsable hasta un cambio de visión en nuestra relación con los recursos naturales.
Más información aquí
 
Pesca de merluza en la Región de Valparaíso.
© MKohut_WWF