No más redes fantasmas | WWF
No más redes fantasmas

Posted on 21 octubre 2020

Las pesquerías marinas emplean directa o indirectamente a más de 200 millones de personas en todo el mundo, mientras que más de 3 mil millones de personas dependen del pescado como fuente principal de proteínas.
Con una población mundial en aumento, se genera una mayor demanda de recursos marinos y, por lo tanto, el uso de artes de pesca. Las redes de enmalle, trampas y nasas, dispositivos de agregación de peces y otros tipos de artes están agravando el problema de los plásticos en nuestro océano a medida que terminan abandonados, perdidos o descartados. En ese estado, las artes son llamados redes fantasma (El término “redes fantasma”, tal y como se utiliza en este documento, es sinónimo de equipo de pesca abandonado, perdido o desechado que, en algunas ocasiones, se abrevia como ALDFG por sus siglas en inglés, en los ámbitos científicos y de ordenación pesquera) y pueden continuar atrapando especies objetivo y otras especies durante años, lo que podría significar una posible erradicación de importantes recursos alimenticios, así como de especies en peligro como mamíferos marinos, tortugas marinas y aves. Las redes fantasma constituyen la forma de desechos marinos plásticos más letal, daña hábitats vitales, representa un riesgo para la navegación e inestabilidad para los que dependen de los recursos marinos.
Ghost Gear: Advocacy Report
© WWF