WWF-Paraguay ante situación del Río Pilcomayo | WWF

WWF-Paraguay ante situación del Río Pilcomayo

Posted on 19 September 2016    
Sequía en el Rio Pilcomayo
Sequía en el Rio Pilcomayo
© MOPC
WWF-Paraguay insta a enfocar en acciones para hacer frente a la amenaza fundamental de la cuenca del Pilcomayo y de todo el país: la destrucción de los hábitats, la gran deforestación, la destrucción de humedales y la alteración de los cursos de agua, y alienta a usar los recursos naturales con responsabilidad. 

Por varios años, y de una manera consistente, la región del Chaco Paraguayo viene sobrellevando el mismo fenómeno de mortandad de peces y yacarés en la zona del Río Pilcomayo. Se debe recordar que el Río Pilcomayo es un curso de agua de carácter nómada o errante, que inicia su recorrido en Bolivia con un torrente rápido, llegando a la gran planicie del Chaco donde su curso se vuelve impredecible dependiendo además del fenómeno climático que estemos experimentando: “El Niño” con lluvias constantes y torrentosas o “La Niña” con sequías prolongadas. A todo esto se suma la mano del hombre, que manipula las corrientes de agua desviándolas de su curso normal, en algunos casos creando pequeñas represas con beneficios locales y perjudicando a los seres vivos que se encuentran río abajo. Esta situación hoy en día se ve agravada, pues también tenemos delante de nosotros el mayor desafío ambiental del planeta “el cambio climático global” que hoy ya está mostrando las grandes consecuencias de las actividades del ser humano. 

En Paraguay se distribuyen tres especies de caimanes: El yacaré jhu (Caiman yacare)  el más común de las tres especies, el yacaré overo o yacaré mariposa (Caiman latirostris) que se encuentra en la  Región Oriental y en el sur del Chaco. El yacaré ita  (Paleosuchus palpebrosus) tiene su límite sur de distribución en la cuenca del Río Apa, siendo muy poco abundante en Paraguay. El yacaré overo o mariposa está en peligro de extinción en Paraguay.

El yacaré jhu, es muy abundante en el Chaco y en las zonas bajas del Río Paraguay, no se encuentra en la zona del Chaco seco y el este de la Región Oriental. Se alimenta, dependiendo de su edad y tamaño, de insectos, moluscos, crustáceos, ranas, y peces, entre otros. Todas estas presas  se encuentran en abundancia en la zona del Pilcomayo, sin embargo las grandes sequías que afectan su zona de distribución, generan una merma en la producción de los alimentos de estos caimanes. El yacaré overo además de alimentarse de las mismas presas que el yacaré jhu también se alimenta de otros vertebrados como aves y pequeños mamíferos. Cuando se encuentran en un ambiente muy seco las dos especies tienden a caminar dentro del bosque en busca de alimentos y refugio esperando mejores condiciones ambientales.

Lo más importante para la conservación de las especies de yacaré y otras especies de la vida silvestre es la protección de sus hábitats: aguadas, humedales y bosques. Actualmente nuestro país se encuentra soportando las grandes consecuencias del cambio del uso de suelo, para dar lugar a la producción agrícola y ganadera. Millones de hectáreas de Bosque Atlántico se han deforestado en la Región Oriental para dar lugar a diversas iniciativas de desarrollo. En el Chaco las deforestaciones, aunque son permitidas, carecen de un sistema de control efectivo de parte de la SEAM y se estima que más del 80 % de los productores ni siquiera cuenta con la licencia ambiental requerida. En la Región Oriental ya podemos observar extinciones locales del yacaré overo que actualmente se encuentra en peligro de extinción en toda su área de distribución. La masiva mortandad de los individuos de yacaré que actualmente se puede observar en la zona del Pilcomayo es debido a la gran manipulación que ha venido soportando el área. 

De manera cíclica, aproximadamente cada década, lamentamos las extremas condiciones de los animales del Pilcomayo y con el tiempo nos olvidamos de lo que aprendimos años atrás: que esto ocurre debido a la destrucción de los hábitats de los animales silvestres y no solo del yacaré. Si nos concentramos en estas especies debemos recordar que, como parte de una gran cadena alimenticia, ellos dependen de varias otras especies y ellos también son alimentos de otros depredadores. 

El yacaré es un animal que sufre de las condiciones ambientales extremas, pero está mucho más adaptado a sobrevivir en estas condiciones extremas que el ser humano. No es recomendable ni responsable la reubicación de caimanes; haciendo esto se está creando una sobrepoblación y de esta manera el hábitat no puede sostener la situación actual. Algunos de los animales ya fueron hacia los bosques, otros quedan cerca de aguadas, y mover más individuos de caimanes a estos sitios, que ya están sobrepoblados, afectaría el nivel de estrés de los residentes aún más.

Así como todos somos beneficiados de las riquezas naturales, todos somos responsables de mantenerlas y cuidarlas, y finalmente también somos los culpables de la destrucción de nuestra casa común, unos de manera más directa por medio de sus acciones, otros porque no cumplen con sus obligaciones, robando el futuro de sus hijos con comportamientos fraudulentos. Otros son culpables por no involucrarse, por no comprometer y porque no exigen sus derechos y no utilizan una voz fuerte y valiente para defender los recursos naturales. 


Lucy Aquino
Directora y representante país
WWF-Paraguay
Sequía en el Rio Pilcomayo
Sequía en el Rio Pilcomayo
© MOPC Enlarge
Yacaré en el Rio Pilcomayo
Yacaré en el Rio Pilcomayo
© El Nuevo Herald Enlarge

Subscribe to our mailing list

* indicates required