UDG: “La energía renovable va a ser una carta obligatoria que habla de la conciencia y calidad de una empresa” | WWF

UDG: “La energía renovable va a ser una carta obligatoria que habla de la conciencia y calidad de una empresa”

Posted on 22 February 2018    
Portal de Energía Universitaria.
Portal de Energía Universitaria.
© Energía Universitaria / Universidad de Guadalajara
En conversación con Graciela Domínguez López, Directora de la Empresa Energía Universitaria de la Universidad de Guadalajara, nos habló sobre las motivaciones de la Universidad para invertir en energía renovable, los esquemas de aprovisionamiento que exploraron y los retos que han enfrentado en la implementación del Programa Universitario Integral de Transición Energética. Al final de la charla, Graciela ofreció algunas recomendaciones para las organizaciones que se inician en el camino de la transición energética. 

¿Qué motivó a la UDG a invertir en energía renovable y cómo encaja esta decisión en la estrategia general de la organización?

La UDG es una Universidad consciente de su responsabilidad y compromiso con el estado de Jalisco y con el país. Contamos con la convicción absoluta de que las energías renovables son una base firme para alcanzar un desarrollo sustentable de la sociedad y ejercemos nuestro compromiso de marcar una pauta de acción en esa línea.

Dentro del Plan de Desarrollo Institucional, la Universidad incluye y promueve la sostenibilidad en todas sus líneas operativas. Alineados a esta política institucional, en 2016 surgió el Programa Universitario Integral de Transición Energética (PUITE) que tienen como misión contribuir activamente a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono, minimizando así el impacto de la huella ambiental de nuestras actividades operativas.

Actualmente, las emisiones de CO2 de la Universidad ascienden a 59,192 toneladas anuales, distribuidas entre el consumo eléctrico de la red universitaria, el consumo eléctrico de los trabajadores y el consumo de combustible para movilidad de vehículos utilitarios. Con base en esa información, desarrollamos un plan de  acciones encaminadas a  mitigar el impacto ambiental en los rubros de movilidad y consumo de energía eléctrica, el cual consta de tres áreas: la implementación de acciones que promueven la eficiencia energética, el desarrollo de Centrales Eléctricas Fotovoltaicas para venta de energía (con una capacidad inicial planeada de 10MW) y la generación de energía renovable dentro de nuestros Centros Universitarios.

¿Qué problemas encontraron al momento de proyectar las acciones de generación fotovoltaica en centrales eléctricas?

Durante el desarrollo del plan de trabajo, algunas de las acciones han requerido adecuaciones respecto a su planteamiento inicial, para adaptarnos a la reglamentación vigente, producto de la nueva Ley de la Industria Eléctrica. Específicamente para el tema de Desarrollo de Centrales Eléctricas, los principales puntos que hemos tenido que replantear en cuanto a los rendimientos financieros han sido:
  • La desaparición de la anterior figura de “banco de carga”, que la anterior legislación ofrecía.  
  • La compleja reglamentación para venta de energía a usuarios directos de acuerdo a la nueva Ley.
  • La problemática de conectividad con la Red Nacional de Distribución.
Por ejemplo, inicialmente se consideró instalar la central en el norte del estado dado que es una región con condiciones climáticas preferentes para este tipo de proyectos. Sin embargo, los estudios realizados por CENACE para validar las posibilidades de interconexión del proyecto en esa zona, demostraron poca favorabilidad para la conectividad del proyecto.

La experiencia obtenida en este proceso, nos planteó la necesidad de primero validar las condiciones de conectividad de las diferentes zonas del estado. Bajo esa línea, estamos ahora trabajando y muy  pronto estaremos iniciando la construcción de nuestra Central de Generación.
 
“México tiene las condiciones climáticas idóneas para la generación de energía sustentable, pero no podremos ser una potencia en generación renovable, sin antes mejorar las condiciones de conectividad del Sistema Eléctrico Nacional”.

En cuanto a  la generación distribuida, ¿cómo llegaron a la decisión de implementar el proyecto en el Centro Universitario de Tonalá?

La superficie de los techos de los edificios universitarios, funge como terreno  para la implementación de éstos sistemas. Se realizó un análisis considerando los consumos de los diferentes Centros Universitarios, para validar beneficios económicos con la implementación de sistemas de generación distribuida. Y se eligieron como candidatos aquellos Centros que presentan posibilidades de recuperación de inversión con los ahorros obtenidos por la generación fotovoltaica.

Para la implementación de su Programa de Transición Energética, ¿se apoyaron en sus proveedores para tomar las decisiones importantes o en sus recursos internos? 

Contamos con un equipo de trabajo de especialistas que nos permite tomar decisiones en base a análisis internos. Estas decisiones después son analizadas de manera conjunta con posibles proveedores u otros actores del medio, para afinar y detallar los resultados finales que posteriormente se materializan en la implementación de proyectos.

¿Cuáles son los tres factores más importantes a tomar en cuenta al elegir a un proveedor para proyectos de generación de energía?

Para nosotros es muy importante la relación  precio- calidad-garantías. Nuestros procesos de adquisiciones reglamentan que este tipo de proyectos se realicen mediante licitaciones públicas. Un precio adecuado de los proyectos, nos permite mayor agilidad en la liberación de presupuestos debido al tiempo de retorno de inversión, mientras que una buena calidad de los suministros, asegura las garantías de los productos y los resultados de la inversión. Los servicios de garantía de los proyectos corren como responsabilidad del proveedor del proyecto y nosotros, como empresa Energía Universitaria, nos encargamos del seguimiento a planes de mantenimiento y operación.

¿Cuánto tiempo les tomó el proceso de adoptar sistemas de generación de energía renovable?

En nuestro caso se alargó hasta un año y medio. El proceso fue más largo de lo previsto porque los tiempos de planeación coincidieron precisamente con los cambios de regulación de legislación de temas energéticos. Si hoy en día estuviéramos empezando, tal vez nos tardaríamos unos 10 meses en llegar al mismo lugar en donde estamos ahora.

Se debe tener el conocimiento y la paciencia para ir de la mano en el proceso de todos estos cambios. A veces, quisiéramos tener soluciones de transición más agiles como “por arte de magia” pero debemos tener en cuenta que todos los procesos de maduración de cualquier mercado incipiente son generalmente largos. Como ejemplo, el mercado de California tuvo un proceso de transición que tardó entre 10 y 15 años en asentarse en la manera que actualmente funciona.    

En el camino de la adaptación al mercado, no todas las empresas sobreviven, solo resisten aquellas que tienen la flexibilidad para adaptarse  los cambios y la capacidad financiera de invertir en conocimiento del mercado incipiente.

Personalmente, considero que la reforma energética va a tardar unos 10 años en acomodarse en nuestro país. Por ahora probablemente seguiremos teniendo variaciones en las directrices de acción del mercado. La única manera enfrentar las variaciones de la legislación incipiente es fortalecer todos los frentes relacionados con el consumo y la producción de energía en nuestros sistemas económicos: eficiencia, generación, investigación, docencia. Aún queda un camino largo por recorrer en lo que lo único seguro es el cambio.

¿Cuáles fueron los mayores retos internos a los que se enfrentaron en el proceso?

De manera personal, considero que la complejidad de la legislación de la Ley de la Industria Eléctrica ha sido el mayor reto para la implementación de los subprogramas de generación pertenecientes al  PUITE. Actualmente los reglamentos de operación producto de la Reforma Energética están en su etapa inicial de implementación y cambio.

Además, hay aspectos financieros importantes que aún no pueden ser cuantificados de manera clara bajo las nuevas reglas. Como ejemplo de esto menciono la complejidad para obtener financiamiento por parte de las instituciones bancarias para el modelo de negocio de compra venta de energía en el Mercado Eléctrico. Es un mercado que opera bajo modificación constante de valores de precios y las instituciones bancarias no cuentan aún con productos específicos para atender este tipo de inversiones. ¿Cómo le explicas a un banco que a cada hora está cambiando el precio de la electricidad de una Central Eléctrica?

La complejidad de la legislación es un tema difícil de manejar incluso hacia el interior de las instituciones como nuestra Universidad. Los departamentos legales de las instituciones, cuentan con personal especializado  para atender otras áreas de legislación comercial, inmobiliaria, docente, etc., pero  que no tienen mucha relación con los nuevos esquemas legales de comercialización y compra de energía. Así también, los procesos de compras y adquisiciones de una institución pública como UDG, resultan con operatividad limitada para los procesos de tiempo de respuesta de cobro y pago en mercado eléctrico.

A pesar de estas dificultades, los que hemos dedicado tiempo a conocer un poco todo esto, sabemos que vamos por el camino correcto. Toda la legislación de las autoridades correspondientes (CRE y CENACE), está enfocadas a asegurar la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional. Es posible que yo, como profesionista de este medio, pueda sentirme abrumada por la cantidad de leyes y procedimientos que tenemos que cumplir los interesados en generar energía. Sin embargo, del otro lado de la moneda, estando también como usuario siento la protección de esa misma legislación, la cual me asegura que mi proveedor de energía cumpla con los diferentes requisitos que aseguran su confiabilidad financiera y la seguridad del suministro al usuario.

¿Qué se puede hacer para facilitar la comprensión de la legislación? 

Es muy importante que las autoridades en temas de energía se comuniquen con el mercado nacional en un lenguaje que resulte claro para todos los jugadores. Los suministradores y productores de energía son empresas que cuentan con personal especializado. Sin embargo  el mercado general conformado por los usuarios y posibles compradores, no están en el mismo nivel de avance de conocimiento en todos los casos.

Debe haber canales de capacitación y acercamiento a los usuarios de energía y los posibles compradores. Estos acercamientos deben de abarcar niveles básicos y avanzados de comunicación hacia el área técnica, administrativa y financiera.
 
“Es importante que existan  foros de diferentes niveles para que todos nos capacitemos y estemos en el mismo canal”

¿Qué recomendaciones daría a una organización que quiera integrar energía renovable en su mix de consumo?

Le diría que sí la integre, pero con los pies en la tierra. La energía renovable es muy necesaria en cualquier sistema económico pero no es una solución mágica, económicamente hablando. Con el sistema tarifario actual de media tensión, la energía renovable una inversión a largo plazo.   

Sin embargo, es algo tan necesario que se visualiza que llegará el momento en que comprar energía renovable sea un requisito para la operación de las empresas.  Actualmente la Ley ya incluye algo de esto para los grandes usuarios. Tener energía renovable va a ser una carta obligatoria que habla de la conciencia y calidad de una empresa.

El usuario industrial debe estar capacitado para evaluar su situación específica. Existe mucha oferta de soluciones. Si un usuario se acerca a un proveedor de un tipo de soluciones, lo más factible es que le recomiende precisamente la solucione que ese proveedor vende, y si no estamos preparados para conocer nuestra situación específica, podemos caer en la toma de decisiones inadecuadas
 
Graciela Domínguez / UdG Graciela Domínguez López  
Trabaja en el área de desarrollo de  proyectos de eficiencia energética y generación de energía mediante fuentes renovables. Cuenta con una trayectoria de más de 10  años en el ámbito de la eficiencia energética y  generación de energía, con servicios enfocados principalmente a os sectores comercial e industrial. Actualmente labora como Directora de la Empresa Energía Universitaria, atendiendo acciones de eficiencia energética y generación de energía fotovoltaica  para la Universidad de Guadalajara.

La Universidad de Guadalajara es la segunda universidad más grande de México. Actualmente cuenta con 280,297 estudiantes.
Portal de Energía Universitaria.
Portal de Energía Universitaria.
© Energía Universitaria / Universidad de Guadalajara Enlarge

Subscribe to our mailing list

* indicates required