Estas son algunas de las especies de agua dulce más amenazadas en Colombia | WWF

Estas son algunas de las especies de agua dulce más amenazadas en Colombia

Posted on 11 September 2018    
Nutria gigante
© R.Isotti, A.Cambone / Homo Ambiens / WWF
Los ecosistemas de agua dulce representan el 10,4% del país. Sin embargo, debido a la intervención humana muchas de sus especies están en peligro de desaparecer. A continuación, te mostramos cuáles son las diez que se encuentran en mayor riesgo*.

 
1. Delfín rosado (Innia geoffrensis)
 
Aunque este mamífero -distribuido en las cuencas de los ríos Amazonas y Orinoco- se encuentra en la lista roja de la UICN bajo la categoría DD (datos insuficientes), el Libro Rojo de Mamíferos en Colombia (2006) lo clasfifica como una especie Vulnerable (VU) debido a la preocupante reducción de su población en Colombia. Sus principales amenazas son la pesca incidental (captura accidental de otras especies), la fragmentación y contaminación de su hábitat por actividades como la minería ilegal.


© naturepl.com / Doc White / WWF

 
2. Manatí amazónico (Trichechus inunguis) (EN)
 
Es conocido como la especie de manatí más pequeña del mundo y se encuentra en estado de vulnerabilidad a nivel mundial (VU) y en la categoría (EN) a nivel nacional, debido a un porcentaje de pérdida poblacional equivalente o superior al 50% en los últimos 10 años. Sus principales amenazas son la caza ilegal, donde se considera como un producto de alto precio debido a su carne y su grasa; la destrucción de su hábitat y la baja reproducción de la especie.


© Federico Mosquera /Fundación Omacha

 
3. Nutria gigante (Pteronura brasiliensis) (EN)
 
También conocida como perro de agua, la nutria gigante es la única especie de este género exclusiva de Suramérica. Durante las décadas de 1950 y 1960, la cacería intensiva de esta especie la llevó a su extinción en distintos lugares de Latinoamérica (incluyendo algunos departamentos de Colombia como Putumayo y Meta); Sin embargo, en nuestro país aún es posible encontrarla en la Amazonia y Orinoquia. La reproducción tardía, la baja supervivencia de cachorros, la contaminación, la sobrepesca y el conflicto con pescadores locales son algunas de sus principales amenazas.


© André Bärtschi / WWF
 

4. Bagre rayado (Pseudoplatystoma magdaleniatum) (CR)
 
Es una especie emblemática del Magdalena. Al igual que los grandes bagres migratorios, este bagre -apreciado como la especie de mayor tamaño en esta cuenca- está en peligro de extinción. Sus principales amenazas son la sobrepesca, dado que es la especie de mayor valor comercial de la cuenca, y la captura de individuos jóvenes por debajo del tamaño permitido para pesca.

 
5. Caimán de Orinoco o Caimán llanero (Crocodylus intermedius) (CR)
 
Este caimán de gran tamaño (mide entre 3.9 metros y 6.8 metros) es endémico de la Cuenca del Orinoco colombiano y venezolano. La caza excesiva de esta especie a mediados del siglo XX redujo su población en más de un 80%. Amenazas como el consumo de sus huevos, la caza furtiva a baja escala, la captura de crías para mascotas, el uso inadecuado de mallas de pesca, la degradación y fragmentación de sus hábitats y la contaminación debido al desarrollo rural junto al río, atentan contra la supervivencia de la especie.


© Juan Pratginestos

 
6. Tortuga Charapa (Podocnemis expansa)
 
Según el Libro Rojo de reptiles en Colombia (2012) esta especie -conocida por ser la tortuga de río más grande de Suramérica- se encuentra en la categoría de Peligro Crítico (CR) en Colombia. Sus principales hábitats son el río Orinoco y el Amazonas donde además suple las necesidades alimenticias de las comunidades locales, actividad que es una de sus principales amenazas debido a que la tortuga charapa se reproduce solo una vez al año y hay una gran demanda de su carne y de sus huevos. Otras actividades que la tienen en riesgo son el contrabando de sus crías para mascotas y la degradación de su hábitat debido a asentamientos rurales junto al río.


© Lucas Sempere

 
7. Sapos del género (Atelopus)
 
Gran parte de este género de se encuentran en peligro de extinción en Colombia, la mayoría de ellos en la categoría de Peligro Crítico (CR). La introducción de especies exóticas (que no pertenecen a ese hábitat) como las truchas arcoíris; la construcción de carreteras y urbanizaciones; la deforestación de los bosques; el uso de insecticidas y agroquímicos para los cultivos y la fragmentación de su hábitat son sus principales amenazas.

 
8. Pato Negro (Netta erythrophthalma)
 
Esta especie se encuentra en África y en Suramérica, desde Venezuela hasta el nororiente de Argentina. En Colombia habita en pantanos, ciénagas y lagos de aguas poco profundas distribuidas a lo largo del territorio (desde Atlántico y Cesar hasta Cundinamarca y el Valle del Cauca). Aunque internacionalmente se considera como una especie de preocupación menor, este pequeño pato se encuentra catalogado como en Peligro Crítico (CR) en el país, debido al gran declive de su población. Su principal amenaza es la degradación de su hábitat como consecuencia de la transformación de los humedales en tierras agrícolas.


© Dirk Meyer / Wiki Commons

 
9. Cucarachero de Apolinar (Cistothorus apolinari)
 
Esta pequeña ave -endémica de la Cordillera Oriental de los Andes- se encuentra en la categoría de Peligro Crítico (CR) a nivel nacional y En Peligro (EN) a nivel mundial. Sus población no supera los 50 pares y algunos de sus refugios son la Laguna de Tota (Boyacá) y la Laguna de Fúquene (Cundinamarca). La pérdida y degradación de su hábitat debido a la ganadería extensiva, la quema de humedales para la agricultura, la contaminación por agroquímicos y distintos proyectos de urbanización en la zona, más otras amenazas como la posibilidad de envenenamiento debido a los insecticidas, tienen a esta especie -que ayuda a controlar la población de insectos en la zona- a punto de desaparecer.


© Neil Orlando Díaz Martínez / Wiki Commons

 

10. cangrejos del género (Hypolobocera)
 
Más de la mitad del género hypolobocera, cangrejos de agua dulce, se encuentra en peligro de extinción. Estas especies que en algunos casos son un medio de subsistencia de las comunidades cercanas, se están extinguiendo debito a la contaminación de sus hábitats (vertimientos inorgánicos y/o de minería), la deforestación de las cuencas, la fragmentación de sus hábitats por represas o control de los caudales, y la introducción de otras especies como el cangrejo americano en el caso de la hypolobocera dentata.
 
*La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza evalúa y clasifica a las especies en cinco categorías según el riesgo al que están sometidas. Este inventario sobre el estado de la biodiversidad en el mundo se conoce como la Lista Roja de Especies Amenazadas

 
-------

Suscríbete a nuestro boletín de noticias:
 
Recibirás información sobre nuestros proyectos y campañas
 
Nutria gigante
© R.Isotti, A.Cambone / Homo Ambiens / WWF Enlarge

Subscribe to our mailing list

* indicates required