Imágenes inéditas de la fauna en la Reserva Cuyabeno: grupo de Kichwas amazónicos está ayudando a proteger el jaguar usando cámaras trampa. | WWF

Imágenes inéditas de la fauna en la Reserva Cuyabeno: grupo de Kichwas amazónicos está ayudando a proteger el jaguar usando cámaras trampa.

Posted on 09 May 2018    
Panthera onca, también conocido como jaguar, es el felino más grande de América. Es un excelente depredador y se encuentra en el tope de la cadena alimenticia. Es de hábitos nocturno y solitario; un solo individuo ocupa áreas de más de 20 km para poder subsistir. Esta es una de las especies más carismáticas y hermosas; sin embargo, sus poblaciones enfrentan diversas amenazas por la perdida, degradación y fragmentación de su hábitat; en Ecuador se encuentra en peligro crítico de extinción.
© WWF-Ecuador
(English below)

Quito, mayo 2018. Desde 2016, WWF-Ecuador, en un proyecto conjunto con WWF-Alemania, WWF-Bélgica, y con apoyo del Ministerio del Ambiente (MAE), inició un proceso con la comunidad de Zancudo Cocha, en la Amazonía Ecuatoriana, para capacitarlos en el monitoreo biológico con cámaras trampa. El objetivo, por un lado, es monitorear su territorio y protegerlo de madereros y cazadores furtivos, y por otro, reconectar a la comunidad con su territorio, generando procesos de aprendizaje sobre el bosque, las especies que allí habitan y su importancia para el ecosistema.
 
¿Dónde fueron capturadas estas imágenes?
 
La comunidad de Zancudo Cocha, ubicada en la Amazonía Norte del Ecuador, tiene un territorio de 172,000 hectáreas, de las cuales 79% son bosque primario. Zancudo Cocha se encuentra ubicada dentro de la Reserva de Producción de Fauna Cuyabeno, por lo que es un área protegida con una categoría de manejo sustentable de recursos. 
 
Esta comunidad, como muchas de la Amazonía, se basa en una economía de subsistencia, es decir, que viven de lo que cazan, pescan y siembran en su territorio. Sin embargo, la creciente necesidad de ingresos económicos ha llevado a esta y otras comunidades a involucrarse en actividades no sustentables, como la comercialización de carne de monte. El problema no es solo interno, pues son muchas las amenazas externas, cómo el tráfico ilegal de madera.
 
Estas amenazas, aunque afectan a todas las especies del bosque, tienen mayor impacto sobre una emblemática, el jaguar. Al ser un depredador tope, el jaguar es considerado una “especie paraguas”, eso quiere decir que las poblaciones de jaguar son un indicador del estado de los ecosistemas. En otras palabras, si los jaguares se encuentran en buen estado, significa que tienen suficientes presas para alimentarse, lo que indica el buen estado de las poblaciones de todas las otras especies en la cadena, y, por ende, del bosque en general.
 
¿Quiénes capturaron estas imágenes?
 
El grupo de hombres y mujeres de la comunidad que ha sido parte de este proceso, ha recibido el equipamiento y las capacitaciones necesarias para instalar, mantener, recoger la información de las cámaras en terreno e interpretar datos correctamente. Paso a paso, han ido aprendiendo, a través de prueba y error, motivados por las imágenes que iban recopilando, y todo lo que en el proceso descubrían sobre su propio territorio, desde marcar puntos en un GPS, hasta preparar el terreno para montar una cámara, pasando por la creación de una zona de estudio, y mantenimiento de equipos. 
 
Este proceso de más de un año de aprendizaje, llegó a su cúspide en diciembre del 2017, cuando toda la experiencia y el conocimiento adquirido por este grupo de monitores se puso a prueba en un gran reto, un monitoreo de jaguar a gran-escala, impulsado por WWF, con instalación de cámaras en tres países: Ecuador, Colombia y Perú. Los monitores de Zancudo Cocha están encargados de recolectar las tomas de Ecuador. Las primeras 60 cámaras ya fueron instaladas en territorio ecuatoriano, durante 4 días los monitores caminaron un promedio de 12km diarios a través del bosque para cubrir el territorio necesario para conseguir una muestra amplia.
 
 
 
 
 
 
¿Para que sirven estas imágenes?
 
Estas imágenes son el resultado de la primera etapa de monitoreo del estudio trinacional de jaguar y definitivamente han superado expectativas. Cientos de imágenes y videos de más de 20 especies diferentes de fauna: felinos, reptiles, roedores, aves, primates, muchas de estas especies amenazadas, o incluso tan desconocidas y extrañas, que aún no cuentan con un estado de conservación oficial. La variedad de fauna capturada en la muestra es enorme, demostrando, una vez más, que la Reserva de Fauna Cuyabeno tiene una biodiversidad impresionante.
 
La información recolectada proveerá datos actualizados sobre los recursos faunísticos que están presentes en el territorio de la comunidad, para así definir las zonas de uso del territorio y actualizar su plan de manejo comunitario. A través de un protocolo de procesamiento de información, se puede interpretar los datos recolectados para así traducirlos en información útil para la toma de decisiones.
 
A la par, WWF está impulsando un programa de educación que busca conectar los procesos de aprendizaje con el contexto y entorno local, para así lograr un impacto en los objetivos de conservación de la biodiversidad. Para el desarrollo de los materiales y actividades de este programa, se están utilizando las imágenes que los mismos monitores están captando en su comunidad.
 
Esta importante experiencia de involucramiento en monitoreo de fauna con la comunidad Kichwa de Zancudo Cocha, ha motivado a otras comunidades de la Reserva Cuyabeno a involucrarse en esta actividad. WWF estará trabajando con ellos y el MAE para ampliar el monitoreo local hacia otros territorios comunitarios.
 
Lograr que las comunidades amazónicas hagan un uso sostenible de los recursos de su territorio, promueve el bienestar del bosque y sus especies, logrando así mantener saludables las poblaciones de jaguar. Replicar este proceso en tres países vecinos, tal como está haciendo WWF, permite entender los hábitos de esta especie, y con esta información, contar con criterios claros para ampliar las zonas de conservación de este felino.
 
 
¿Cuáles son las especies más interesantes que aparecen en las imágenes?
 
Jaguar (Panthera onca): Es el felino más grande de América. Es un excelente depredador, lo que lo coloca en el tope de la cadena alimenticia. Es de hábitos nocturnos y solitario. Un solo individuo necesita un área de mínimo 25 kilómetros cuadrados para poder subsistir, pero este dato varía dependiendo de la región, la época del año y entre machos y hembras. Esta es una de las especies más carismáticas y hermosas. Sus poblaciones enfrentan diversas amenazas por la perdida, degradación y fragmentación de su hábitat, además de la cacería. Actualmente está casi amenazada de manera global según la UICN y en Ecuador se encuentra amenazada de extinción, debido, en gran parte, a la cacería furtiva.
 
Oso hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla): Un mamífero que basa su dieta estrictamente en el consumo de termitas y hormigas, ya que cuenta con dos implementos: sus garras, que utiliza para romper los termiteros, y su lengua que es larga y pegajosa para agarrarlas. Con estas herramientas puede alimentarse de varias colonias durante el día. Esta especie está clasificada como vulnerable según la información de la UICN. Por otra parte, en el Ecuador se lo reporta en peligro debido a la cacería para comercio de sus garras.
 
Danta o Tapir (Tapirus terrestris): Conocido como uno de los mamíferos más grandes y
corpulentos de Sudamérica, lleva una dieta estrictamente herbívora. Son muy esquivos
y curiosos al percibir olores debido a su sensibilidad olfativa. Es un buen agente
dispersor de semillas. Según el informe de la UICN se lo categoriza como una especie vulnerable y en Ecuador se lo encuentra en peligro por el tráfico de su carne para consumo humano.
 
Puma (Puma concolor): Un felino de gran tamaño. Se lo puede encontrar en territorio ecuatoriano desde los 0 hasta los 4500 msnm. Es carnívoro y excelente cazador, además de ser un muy buen trepador. Debido a su amplio rango de distribución se lo clasifica como una especie vulnerable, tanto por la UICN a nivel global, como en el Ecuador. Esto se atribuye a la pérdida, degradación y fragmentación de sus múltiples hábitats, además de la cacería.
 
Perro de orejas cortas (Atelocynus microtis): Es un canino de hábitos diurnos y
crepusculares. Son carnívoros, pero suelen consumir materia vegetal. La lista roja de especies amenazadas por la UICN lo cataloga como casi amenazado y en Ecuador se desconoce su estado de conservación, ya que es una especie extremadamente rara. Existe muy poca información de esta especie, y sus avistamientos han sido realmente escasos.
 
Yaguarundi (Herpailurus yagouaroundi): Es un felino de mediano tamaño que se
encuentra en ambas estribaciones de los Andes. Presentan actividades diurnas
como nocturnas. Es un animal terrestre y aunque son excelentes trepadores, son netamente
carnívoros; existen numerosas evidencias que acostumbra a atacar a los animales de
corral, lo que genera conflictos con los pobladores. En la actualidad, la IUCN clasifica a este felino de preocupación menor, no obstante, en el caso de Ecuador se desconoce su estado real de conservación
 
Halcón Blaco (Leucopternis albicollis): Es un ave rapaz que presenta un rango de distribución extremadamente amplio, que va desde México hasta Brasil. Es un excelente depredador, se alimenta de culebras, pero también consume pequeños mamíferos, aves e insectos grandes que captura dentro del dosel. Esta especie está clasificada como preocupación menor por la UICN, de igual manera para el Ecuador, pero se estima que su población ha ido decayendo en los últimos años por la expansión urbanística.
 
 
Sobre WWF
WWF es una de las organizaciones de conservación independientes más respetadas y grandes del mundo, con más de cinco millones de colaboradores y una red global activa de más de 100 países. La misión de WWF es detener la degradación del ambiente natural de la Tierra y construir un futuro en que la humanidad viva en armonía con la naturaleza, conservando de la diversidad biológica del planeta, asegurando que el uso de recursos naturales renovables sea sostenible y promoviendo la reducción de la contaminación y el consumo excesivo.
www.wwf.org.ec
 
 
Para mayor información:
María Vallejo
Oficial de Comunicación
WWF Ecuador
maria.vallejo@wwf.org.ec
099 967 7988
 
 

Unique Images of Wildlife in the Cuyabeno Reserve: A Group of Amazon Kichwas is Protecting Jaguar Populations Through the Use of Camera Traps 


Quito, May 2018. Since 2016, WWF-Ecuador, in a joint project with WWF-Germany and WWF-Belgium, and with the support of the Ministry of the Environment of Ecuador (MAE), began a process with the community of Zancudo Cocha in the Ecuadorian Amazon, to train them in biological monitoring with camera traps. On the one hand, the purpose of the undertaking is to monitor their territory and protect it from loggers and poachers. But, above all, this process aims to reconnect the community with its territory and generate learning processes about the forest, the species that live there and their importance to the ecosystem.  
 
 
Where were these images taken?
 
The community of Zancudo Cocha, located in the Northern Amazon of Ecuador, has a territory of 172,000 hectares, of which 79% is primary forest.  This community is located within the Cuyabeno Wildlife Reserve, making it a protected area with a sustainable resource management category. 
 
This community, like many in the Amazon, is based on a subsistence economy, that is to say, they live from what they hunt, fish and sow in their territory.  However, the growing need for economic income has led this and other communities to engage in unsustainable activities, such as bushmeat trading. Nevertheless, the problem is not only internal, as there are many external threats, such as illegal timber trafficking.  
 
These threats, although affecting all forest species, have a greater impact on an emblematic one: the jaguar.  As a top predator, jaguars are considered an "umbrella species." This means that jaguar populations are an indicator of an ecosystem status. In other words, if jaguars are in good condition, it means that they have enough prey to feed on, which indicates that populations of all the other species in the chain are healthy as well. Therefore, reflecting the state of the forest as a whole.
 
Who took these photos and videos? 
 
The group of men and women from the community who have been part of this process, have received the equipment and training to install, maintain, and collect information from the cameras in the field, as well as to interpret data. Step by step, they have been learning, through trial and error, motivated by the images they collect and everything they discover about their own territory in the process; from marking points on a GPS to preparing the ground to mount a camera, to creating a study area, to maintaining equipment.  
 
This year-long learning process reached its peak in December 2017, when all the experience and knowledge gained by this group of monitors was put to the test in a great challenge: a large-scale jaguar monitoring process, supported by WWF offices in three countries, with camera installations in Ecuador, Colombia, and Peru.  The Zancudo Cocha monitors are in charge of collecting the data from Ecuador.   The first 60 cameras were installed in Ecuadorian territory. For 4 days, the monitors walked an average of 12km daily through the forest to cover the territory necessary to get a broad sample. 
 
What are these images for?
 
These images are the result of the first stage of the tri-national jaguar monitoring program and have definitely exceeded expectations. Hundreds of pictures and videos of more than 20 different species of fauna: felines, reptiles, rodents, birds, primates, many of these endangered species, or even so unknown and strange that they still do not have an official conservation status. The variety of fauna captured in the sample is huge, proving once again that the Cuyabeno Wildlife Reserve has impressive biodiversity.
 
The information collected will provide up-to-date information on the fauna resources in the community's territory, in order to define the use zones and update the community’s management plan.  Through an information processing protocol, the collected data can be interpreted in order to translate this into useful information for decision making.  
 
In addition, WWF is promoting an education program in the local shools that seeks to connect learning processes with the local context and environment in order impact  biodiversity conservation objectives. The pictures that the monitors themselves are capturing in their community are being used for the development of the materials and activities for this program.
This important experience of wildlife monitoring involvement with the Kichwa community of Zancudo Cocha has motivated other communities in the Cuyabeno Reserve to become involved in this activity. WWF will be working with them and the MAE to expand local monitoring to other community territories.
 
Sustainably managing resources within a territory promotes the well-being of the forest and its species, thus maintaining healthy jaguar populations. Replicating this process in three neighboring countries, as WWF is currently doing, allows a deeper understanding of the habits of this species, in order to have clear criteria to expand conservation areas for this endangered feline.   
 
What are the most interesting species that appear in these images?  
 
Jaguar (Panthera onca): It is the largest feline in America.  It is an excellent predator, which places it at the top of the food chain.   It is nocturnal and lonely. A single individual needs an area of ​​at least 25 square kilometers to survive, but this data varies depending on the region, the time of year and between males and females. It is one of the most charismatic and beautiful species. However, their populations face various threats from habitat loss, degradation, and fragmentation, in addition to hunting.  It is now categorized as near-threatened according to IUCN and is threatened with extinction in Ecuador, largely due to poaching.
 
Giant Anteater (Myrmecophaga tridactyla): A mammal that bases its diet strictly on the consumption of termites and ants, since it has two implements: its claws, which it uses to break termite mounds, and its tongue that is long and sticky to catch termites.   With these tools it can feed from several colonies during the day. This species is classified as vulnerable according to IUCN information.  On the other hand, in Ecuador, it is reported to be in danger due to the hunting for the trade of its claws.
                                                
Danta or Tapir (Tapirus terrestris): Known as one of the largest  and strongest mammals of South America, it has a strictly herbivorous diet.  They are very elusive and curious to smells due to their olfactory sensitivity. He is a good seed disperser.  According to the IUCN report, it is categorized as a vulnerable species and is endangered in Ecuador by the trafficking of its meat for human consumption. 
 
Cougar (Puma concolor): A big feline. It can be found in the Ecuadorian territory from 0 to 4500 meters above sea level. It is carnivorous and an excellent hunter, besides being a very good climber. Due to its wide range of distribution, it is classified as a vulnerable species, both by IUCN globally and in Ecuador.  This is attributed to the loss, degradation and fragmentation of their multiple habitats, in addition to hunting. 
 
Short-eared dog (Atelocynus microtis): It is a canine with day and twilight habits. They are mostly carnivores, but sometimes consume plant material. IUCN’s red list classifies it as almost threatened, although its conservation status is unknown in Ecuador, as it is an extremely rare species.   There is very little information about this species, and its sightings have been really scarce. 
 
Yaguarundi (Herpailurus yagouaroundi): It is a medium sized feline that is located in both foothills of the Andes.  They carry out daytime and nighttime activities. It is a terrestrial animal, but an excellent climber, and clearly carnivorous. There is a lot of evidence that it usually attacks cattle, which generates conflicts with the villagers. At present, IUCN classifies this feline as of minor concern, however, in the case of Ecuador, its actual conservation status is unknown.
 
White Falcon (Leucopternis albicollis): It is a bird of prey with an extremely wide distribution range. It can be found from Mexico to Brazil. It is an excellent predator; eats snakes, but also devours small mammals, birds and large insects. This species is classified as least concerned by IUCN, as well as in Ecuador, but it is estimated that its population has been dropping in recent years due to urban expansion

 
Panthera onca, también conocido como jaguar, es el felino más grande de América. Es un excelente depredador y se encuentra en el tope de la cadena alimenticia. Es de hábitos nocturno y solitario; un solo individuo ocupa áreas de más de 20 km para poder subsistir. Esta es una de las especies más carismáticas y hermosas; sin embargo, sus poblaciones enfrentan diversas amenazas por la perdida, degradación y fragmentación de su hábitat; en Ecuador se encuentra en peligro crítico de extinción.
© WWF-Ecuador Enlarge
Tapirus terrestris o danta. Es conocido como uno de las mamíferos más grandes y corpulentos de Sudamérica, lleva una dieta estrictamente herbívora, son muy esquivos y curiosos al percibir olores debido a su sensibilidad olfativa, es un buen agente dispersor de semillas. Esta especie se encuentra en peligro en el Ecuador ya que es considerado como parte de la dieta alimenticia en algunas comunidades.
© WWF-Ecuador Enlarge

Subscribe to our mailing list

* indicates required