WWF Bolivia entrega equipo a la Gobernación del Departamento de Beni para fortalecer sus acciones contra el tráfico ilegal de piezas de vida silvestre | WWF

WWF Bolivia entrega equipo a la Gobernación del Departamento de Beni para fortalecer sus acciones contra el tráfico ilegal de piezas de vida silvestre

Posted on 17 August 2018    
Samuel Sangueza Pardo, representante de país de WWF Bolivia, el gobernador del Departamento del Beni, Alex Ferrier y la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Beni, la Sra Ingrid Zabala.
Samuel Sangueza Pardo, representante de país de WWF Bolivia, el gobernador del Departamento del Beni, Alex Ferrier y la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Beni, la Sra Ingrid Zabala.
© WWF Bolivia

WWF Bolivia, con el apoyo de WWF Alemania, ha dotado con equipos, materiales e insumos al Gobierno Autónomo Departamental del Beni para fortalecer sus acciones de control y fiscalización de tráfico y comercialización ilegal de vida silvestre  en la Amazonía boliviana, en respuesta a una solicitud de las autoridades departamentales que al igual que WWF identifican la necesidad de frenar el tráfico ilegal de vida silvestre, y en particular el de piezas de jaguar (Panthera onca) que en los últimos años ha llegado a niveles alarmantes en el país.

Durante los últimos años, el tráfico de fauna silvestre, y en particular el de piezas de jaguar (Panthera onca) ha llegado a niveles alarmantes en Bolivia. De hecho, uno de los últimos decomisos de partes de fauna silvestre en el país tuvo un valor estimado de un millón de dólares.[1] Una de las causas principales es una demanda creciente de colmillos de jaguar, proveniente del mercado asiático, para ser empleadas como medicinas y joyería. Estos colmillos se comercializan en reemplazo de los colmillos de tigre.[2]

Aunque existen puestos de control en los puntos críticos de tráfico de vida silvestre en el departamento del Beni, los hallazgos de tráfico de piezas, y la demanda de los compradores que se realiza en medios de comunicación local se han incrementado notoriamente en este departamento, generando preocupación a nivel nacional e internacional por lo que esto puede significar para la conservación de la especie, situación agravada porque en el país, el jaguar se encuentra en la categoría de Vulnerable a la extinción. 

La conservación de las poblaciones de jaguar es de alta importancia para la región dado que el jaguar está en la cúspide de la cadena trófica, siendo el mayor depredador terrestre de América. Debido a su requerimiento vital de grandes extensiones de terreno con diferentes tipos de hábitats se lo considera una especie paraguas porque si se garantiza su conservación en una región, en consecuencia, se protege una gran cantidad de especies menores con las que coexiste.[3]

Desde el año 2004, WWF Bolivia apoya acciones para la conservación de recursos naturales y al desarrollo sostenible en el Departamento del Beni, y al fortalecimiento y capacitación de las instancias competentes, en una relación de coordinación y cooperación permanente.  En este marco, la Gobernación del Departamento, solicitó apoyo a WWF para que se les provea de materiales e insumos que les permitiría mejorar las acciones de control y vigilancia de los 8 puestos de control de tráfico de vida silvestre en el departamento.  
 
Con el objetivo de mejorar las acciones de control y vigilancia de tráfico de vida silvestre en los puestos de control y con el apoyo financiero de WWF Alemania, en julio de este año, Samuel Sangüeza Pardo, representante de país de la oficina de WWF Bolivia hizo la dotación de equipos, materiales e insumos de trabajo  con un valor de más de 13 000 euros a la Gobernación del Beni; un aliado estratégico de WWF Bolivia.
 
Miembros del equipo de la red de control (quienes hacen el control y vigilancia en las trancas o puestos de control de tráfico y comercio ilegal de vida silvestre) recibieron capacitación en normativa boliviana sobre tráfico y comercio de flora y fauna silvestre y en cómo identificar especies silvestres y piezas de especies silvestres versus especies domésticas.
 
El principal reto es encontrar opciones para contribuir de manera sostenida al fortalecimiento de las acciones del actor público a frenar esta amenaza, a robustecer las acciones de conservación de la especie, y a generar la necesaria concienciación sobre la importancia del jaguar para el funcionamiento de los ecosistemas de los que dependen varias actividades productivas del departamento del Beni y el país.

 
Samuel Sangueza Pardo, representante de país de WWF Bolivia, el gobernador del Departamento del Beni, Alex Ferrier y la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Beni, la Sra Ingrid Zabala.
Samuel Sangueza Pardo, representante de país de WWF Bolivia, el gobernador del Departamento del Beni, Alex Ferrier y la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Beni, la Sra Ingrid Zabala.
© WWF Bolivia Enlarge

Subscribe to our mailing list

* indicates required