El Gran Pantanal, el desafío de la gestión compartida | WWF
El Gran Pantanal, el desafío de la gestión compartida

Posted on 29 April 2016

Pantanal, el humedal de agua dulce más grande del mundo, comparte su extraordinaria riqueza de biodiversidad en tres países: Brasil, Bolivia y Paraguay.
Pantanal, el humedal de agua dulce más grande del mundo, comparte su extraordinaria riqueza de biodiversidad en tres países: Brasil, Bolivia y Paraguay. Situado en la cuenca alta del río Paraguay, cada año esta inmensa llanura se inunda, llenando grandes depósitos de agua que actúan como reguladores del clima y fuente de vida de la región. En el Pantanal convergen tres grandes ecosistemas - cerrado, bosque seco chiquitano y chaco – que sustentan una de las más altas concentraciones de vida silvestre de América Latina. Mantener los servicios ecosistémicos del Pantanal es fundamental para los medios de vida de más de 350 mil habitantes de la región. Estas son razones suficientes para enfocar los esfuerzos de protección de un bioma con características únicas del Planeta.

En el marco de la planificación regional del Programa Cerrado Pantanal, liderado por las oficinas de WWF en Bolivia, Brasil y Paraguay, se impulsó el primer Encuentro Trinacional de Operadores de Áreas Protegidas del Gran Pantanal. Durante la tercera semana de abril, el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Otuquis fue anfitrión del evento que tuvo como objetivo principal generar un espacio de relacionamiento y la construcción de una agenda común de actividades hacia el futuro. “Esperamos que este primer encuentro sea el cimiento de una nueva y fortalecida relación entre las áreas protegidas del Gran Pantanal. Que nos motive a conversar acerca de nuestras realidades, que sirva de impulso para crear un espacio de intercambio constante, que salgamos de aquí con una agenda compartida,” con éstas palabras dio la bienvenida Juan Luis Adriázola, Director de Otuquis.

El encuentro contó con la participación de representantes brasileños de áreas protegidas estaduales del estado de Mato Grosso do Sul, áreas protegidas privadas del Pantanal, del Instituto Mamede y de la Policía Militar Ambiental; por su lado, la delegación paraguaya estuvo conformada por guardaparques del área protegida nacional Héroes del Chaco y del área protegida privada Tres Gigantes; mientras que del país anfitrión, Bolivia, estuvieron presentes los directores y guardaparques de las áreas protegidas Otuquis y San Matías.

“Este es un primer ejercicio de acercamiento entre los operadores de las áreas protegidas de los tres países que comparten el Gran Pantanal. Nuestra motivación principal es que los participantes conozcan las diferentes realidades, ponerlos en contacto para que reconozcan sus fortalezas particulares, sus debilidades compartidas, sus experiencias de éxito y que puedan identificar lecciones aprendidas,” fueron las palabras iniciales de Victor Hugo Magallanes, Coordinador del Programa Cerrado Pantanal para WWF Bolivia.

Este espacio de encuentro y diálogo busca propiciar las condiciones para generar un espíritu colaborativo en temas prácticos. “Nos alejamos de las políticas y estrategias para acercarnos a lo cotidiano, a lo operativo, al lenguaje común de los que recorren las áreas protegidas a diario, buscamos que compartan sus realidades. La organización de las áreas protegidas en los tres países que comparten un mismo bioma es muy diferente, por ello es importante el reconocimiento de las realidades regionales, que son cercanas pero diversas. Este encuentro busca que identifiquen soluciones diferentes a problemas comunes; que se genere una dinámica práctica respecto a los temas básicos de trabajo, como la gestión del turismo, los sistemas de protección y el relacionamiento comunitario”, reflexionó Ricardo Saucedo, especialista en legislación ambiental de Bolivia.

Bolivia, Brasil y Paraguay comparten las mismas amenazas en el Gran Pantanal, muchas de ellas de origen antrópico, y otras como las alteraciones de los ecosistemas provocadas por el cambio climático. "Es importante que podamos conformar un grupo de aprendizaje, en el cual podamos compartir y debatir sobre la situación real de las áreas protegidas, y la articulación con otros esquemas a nivel regional, en el cual encontremos el apoyo a diferentes situaciones que nos son comunes,” propuso Simone Mamede, del Instituto Mamede.

Uno de los temas pendientes de tratar para los próximos encuentros es la gobernanza de las áreas protegidas del Gran Pantanal. Este tema es importante en la medida que la gobernanza puede garantizar una gestión más eficaz y eficiente del área protegida, y facilitar su articulación con los actores sociales locales. Para Cleiton Douglas da Silva, de la Policía Militar Ambiental de Brasil, “participar de esta reunión convocada por WWF, es de gran importancia. Este es el lugar y el momento en el que se están tejiendo las relaciones para una mejor gestión del Pantanal; aquí están sucediendo las cosas. Cuando la gente se conoce y entra en contacto, convocados por los mismos propósitos, entienden que tienen las mismas dificultades, que el tema del medio ambiente es un tema global, que lo que protegen allá, afecta lo que yo protejo a este lado de la frontera. Estos encuentros son lo que necesitamos para impulsar acciones conjuntas y enfrentar retos comunes y cambios globales que ya están en curso.” 

Con el objeto de propiciar el intercambio de experiencias de una manera práctica y dinámica, el tercer día del taller los participantes tuvieron la oportunidad de visitar los campamentos Marcus y Puerto Busch del Parque Nacional Otuquis y conversar con los guardaparques en sus puestos de control. “El intercambio de experiencias en el campo también ha sido vital para rescatar lecciones aprendidas y buenas prácticas en temas de protección y control de las áreas protegidas. Nuestras realidades en términos de capacidad de gestión de las áreas protegidas son diferentes, pero nuestros desafíos son comunes. Esta visita nos ha permitido reconocer que nos motiva el mismo propósito, que tenemos una meta común, y abre las puertas a grandes posibilidades de coordinación transfronteriza," observó Luis Mendoza, de la Estación Biológica Tres Gigantes de Paraguay.

Al cierre del evento, Victor Hugo Magallanes, Coordinador para Bolivia del Programa Cerrado Pantanal, concluyó que “este es un primer paso en la articulación de actores, que nos permite identificar puntos de encuentro en un escenario complejo en el que convergen múltiples actores interesados en la búsqueda de soluciones prácticas para problemas similares. Este paso nos lleva a pensar en espacios de innovación de la gobernanza en áreas protegidas que comparten un mismo bioma que trasciende las fronteras de los países”. 

Para mayor información sobre el Programa Cerrado - Pantanal:

Victor Hugo Magallanes, Coordinador Bolivia
Email: vhmagallanes@wwfbolivia.org

Julio Cesar Sampaio da Silva, Coordinador Brasil
Email: julio@wwf.org.br

Cristina Morales, Coordinadora Paraguay
Email: cmorales@wwf.org.py
Guardaparques de Bolivia y Paraguay en el Campamento Marcus, Parque Nacional Otuquis
Guardaparques de Bolivia y Paraguay en el Campamento Marcus, Parque Nacional Otuquis
© WWF Bolivia
Participantes del Primer Taller Trinacional de Áreas Protegidas del Gran Pantanal. Bahía Laguna Cáceres, Puerto Suárez
Participantes del Primer Taller Trinacional de Áreas Protegidas del Gran Pantanal. Bahía Laguna Cáceres, Puerto Suárez
© WWF Bolivia