Amazonia brasileña: desafíos para una efectiva política de combate a la deforestación | WWF

Amazonia brasileña: desafíos para una efectiva política de combate a la deforestación

Posted on 09 March 2015    
Deforestación en la Amazonia brasileña, 2014.
© Zig Koch / WWF
En los últimos 10 años, Brasil ha dedicado esfuerzos considerables a luchar contra la deforestación en la Amazonia, lo cual ha conllevado avances en términos de políticas, mecanismos y sistemas para la protección del mayor bosque tropical del mundo.

Por otro lado, continúa siendo alarmante la deforestación y la degradación forestal que se da en otros países del bioma amazónico, como Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y Guayana Francesa. Se han identificado 25 frentes de deforestación, en que se verifica un aumento de la pérdida forestal, en particular en los países de los andes amazónicos.

De este modo, los avances brasileños en la reducción de la deforestación de los bosques del bioma amazónico se han visto perversamente compensados ​​ por el crecimiento de la destrucción de los bosques amazónicos en otros países. Mientras que en 2001 la deforestación en Brasil representaba el 81 % de la deforestación total del bioma, en 2012, esta proporción se había reducido al 44 %. En relación con la superficie total, eso supone la pérdida de vastas áreas de bosque.

Pese a esa notable reducción, Brasil continúa en lo alto del ranking de deforestación mundial, con la destrucción de 4 571 km2 de bosques en 2012 y 5 891 km2 en 2013. Las cifras que indican una vuelta a altas tasas de deforestación en 2014 requieren prestar aún más atención a este tema.
 
Transcurrida una década desde la puesta en marcha del Plan de Acción para la Prevención y Control de la Deforestación en la Amazonia Legal (PPCDAm), la Iniciativa Amazonia Viva y WWF Brasil han juzgado necesario analizar los éxitos y avances en la aplicación de esa política de lucha contra la destrucción de los bosques amazónicos durante este periodo, con el fin de determinar qué factores han resultado cruciales y qué lecciones se han aprendido que podrían aprovechar los demás países del bioma.
 
La publicación Amazonia brasileña: desafíos para una efectiva política de combate a la deforestación, presentada en Brasilia el lunes 9 de marzo, analiza la experiencia brasileña y es el resultado de una demanda identificada en reuniones con representantes gubernamentales y no gubernamentales de cinco países de la región amazónica, interesados en fortalecer el conocimiento sobre el camino recorrido por Brasil en la lucha contra la deforestación. El análisis desarrollado por Guilherme C. Abdala, ingeniero agrónomo y doctor en Desarrollo Sostenible por la Universidad de Brasilia, a petición del WWF, no pretende suplantar las evaluaciones acerca de la aplicación del PPCDAM realizadas hasta la fecha, sino convertirse en una herramienta para el debate público.

Según Marco Lentini, coordinador del Programa Amazonia de WWF Brasil, el análisis de esta cuestión es importante para proponer nuevos enfoques y planteamientos, fundamentales para hacer frente a la destrucción de la Amazonia. «A pesar de la disminución de la deforestación, la desaceleración de la aplicación de políticas ambientales por parte del Gobierno federal brasileño sigue siendo preocupante. Hoy en día existe una mayor dispersión de la deforestación en la Amazonia, con un aumento de la incidencia en áreas cada vez menores, mientras que la infraestructura y las motivaciones económicas que alientan perversamente la destrucción de los bosques siguen cambiando continuamente la dinámica de la región. Sin embargo, finalmente estamos en condiciones de entender mejor los factores clave de la deforestación, no solo en Brasil, sino en todo el bioma amazónico, y hemos avanzado en debates transfronterizos e incluso locales para luchar de manera más efectiva», afirma.

Una de las críticas que se hace al PPCDAM es que no ha avanzado en sus acciones de desarrollo de las actividades productivas sostenibles. Eso representa la falta de acciones que puedan cambiar los modelos insostenibles de uso de la tierra (basados en la deforestación, como la agricultura y la ganadería de baja productividad) hacia modelos sostenibles, como el uso del bosque para producir bienes y servicios, que utilizan tecnologías verdes, además de mecanismos que permitan valorar los servicios ambientales, como el agua y el carbono. Por otra parte, un segundo eje del Plan, el de la ordenación del territorio, aunque ha registrado avances discretos desde la creación de esta política, aún no ha avanzado a un ritmo adecuado para apoyar definitivamente el mando y control de la deforestación ilegal en la Amazonia.

En opinión de André Dias, coordinador de la Estrategia de Combate a la Deforestación y Fomento de la Economía Forestal de la Iniciativa Global Amazonia Viva, la lucha contra la deforestación en la región amazónica en su conjunto ya no puede ser una tarea de políticas nacionales aislada, sino que requiere una acción articulada que valorice también el bosque en pie. «Hay algunos frentes de deforestación transfronterizos impulsados ​​por acciones descoordinadas entre los países. Ejemplos de ellos son la deforestación que se da en el noroeste de Brasil y el noreste de Bolivia, o a lo largo de la frontera entre Perú y Colombia, o la triple frontera entre Brasil, Perú y Bolivia. Es esencial hacer frente a esos desafíos de manera conjunta», concluye André Dias.

En total, la publicación presenta nueve recomendaciones, fruto de las lecciones aprendidas en Brasil, y que podrían servir de ejemplo y estimular a otros países amazónicos a plantar cara igualmente al problema de la deforestación. Entre ellas, podemos destacar: mantener la atención y estimular la voluntad política de combate y prevención de la deforestación; prestar atención a los costos y recursos para garantizar una acción integrada e interorganizativa; incentivar e intensificar, persistentemente, la formación y consolidación de cadenas productivas sostenibles; y que los planes iniciados en la esfera del gobierno federal involucren, cada vez más, a los agentes y actores que están más cerca de los problemas reales, tornándoles protagonistas.
 
Deforestación en la Amazonia brasileña, 2014.
© Zig Koch / WWF Enlarge

Subscribe to our mailing list

* indicates required