Manuripi explora alternativas sostenibles | WWF

Manuripi explora alternativas sostenibles

Posted on 05 May 2016    
Asai en canasta
© © Juan Pratginestos / WWF
Por primera vez se realizó un encuentro de intercambio entre recolectores de asaí de comunidades de la Reserva Nacional de Vida Silvestre Manuripi, iniciativa que buscó fomentar la identificación y desarrollo de buenas prácticas de recolección, a través del acercamiento de recolectores, productores, comercializadores e instituciones de apoyo técnico para compartir experiencias, y avanzar hacia la sostenibilidad del aprovechamiento de recursos naturales del bosque. Esta actividad hace parte de las estrategias de WWF Bolivia orientadas al desarrollo de alternativas económicas sostenibles.
 
La Reserva Manuripi es reconocida por su potencial castañero (10 mil toneladas año); la totalidad de familias que viven al interior de la Reserva se dedican a la recolección de la castaña (Bertholletia excelsa) generando el 75% de los ingresos familiares anuales durante 4 meses al año (de diciembre a abril).
 
En la amazonia, actividades de alto valor económico como la castaña, se encuentran amenazadas por la falta de capacidades para diversificar los sistemas de recolección hacia otros recursos no maderables.
 
Con el propósito de abordar esta amenaza, se llevó a cabo una evaluación del potencial productivo de la Reserva. Este estudio determinó que 5 de las comunidades asentadas dentro del área tienen un potencial productivo mayor a 50 mil toneladas de asaí. Y sin embargo, actualmente sólo es aprovechado en pocas cantidades para el consumo familiar.
 
Durante el evento de intercambio que se llevó acabo del 14 y 15 de abril, las comunidades productoras de asaí de la Reserva Manuripi recibieron a un grupo de técnicos y recolectores expertos de la Reserva Extractivista Cazumba – Iracema de Brasil, y de la Comunidad de Santa Rosa del Abuná de Bolivia, con amplia experiencia en técnicas de manejo y recolección de este recurso.
 
En el marco del proyecto impulsado por WWF Bolivia, se busca que la complementariedad de iniciativas productivas con posibilidades comerciales, pueda formar parte del calendario extractivista de las familias de la Reserva, generando ingresos a las familias campesinas y mejorando su calidad de vida, mientras se asegura la sostenibilidad económica, social y ambiental de los sistemas de recolección.
 
La recolección, aprovechamiento y comercialización del asaí se desarrolla en los cuatro meses siguientes a la actividad castañera, de abril a julio, ampliando de esta manera el calendario de aprovechamiento de recursos del bosque.
 
Bajo la metodología aprender-haciendo, los recolectores de asaí de la Reserva Manuripi, aprendieron cinco técnicas para escalar las palmeras a una altura entre 15 y 30 metros para recolectar sus frutos. Estas abarcaron métodos desde los más simples y económicos, hasta los que requieren de mayor tecnológica y aparejos metálicos.
 
“Para los que participamos fue una experiencia inolvidable, las comunidades quedaron motivadas para iniciar el aprovechamiento del asaí y su comercialización. Es importante que sigamos practicando; al final, la práctica hace al maestro. Las técnicas enseñadas por los invitados nos ofrecieron un conjunto de conocimientos y destrezas necesarias para desarrollar esta actividad con mayor seguridad y eficiencia,” fueron las palabras de Wilfredo Pacamia, comunario reconocido por su habilidad para castañear, que de esta manera hacía referencia a las dificultades actuales y al temor al que se enfrentan al subir a las palmeras por su imponente altura.

Elínio, representante de la Reserva Cazumba Iracema, aseguró que “cada recolector puede elegir el método que le parezca más seguro y confortable; es bueno conocer varias metodologías porque así uno tiene forma de elegir. Es importante que elijamos la técnica adecuada, cuidando nuestra vida”.
 
Al cierre del encuentro, los participantes manifestaron su entusiasmo y compromiso para desarrollar actividades futuras que ayuden a concretar el aprovechamiento del asaí como actividad económica complementaria a la actividad castañera.
 
Sobre el asaí
 
El asaí (Euterpe oleracea) es un fruto abundante en la región Amazónica; crece en bosques húmedos de las tierras bajas, y zonas inundables cerca de las riberas de los ríos. Su distribución es amplia, llegando al norte de Brasil, Guyana Francesa, Surinam, Guyana, el sur de Bolivia, Perú y Venezuela, al este de Panamá y hasta la región del Pacífico en Colombia. Es considerado un alimento muy importante en la dieta amazónica, datando su consumo desde tiempos precolombinos.
 
WWF promueve el valor de los productos no-maderables del bosque, en reconocimiento del papel importante que juega en economías de países en desarrollo. Para ello, la organización orienta sus estrategias hacia el fortalecimiento de las capacidades de organizaciones para acceder a mercados diferenciados que priorizan el aprovechamiento sostenible.
 
Del asaí se obtienen varios subproductos, desde jugos con alta concentración de vitaminas, minerales y proteínas, hasta harinas y helados (sorvettes). Si bien el consumo del asaí es mayor en el Brasil, se está expandiendo lentamente su incorporación a mercados locales de Bolivia.
 
Para mayor información sobre la iniciativa alternativas sostenibles en la Reserva Manuripi:
 
Victor García, WWF Bolivia
Email: vgarcia@wwfbolivia.org
 
Asai en canasta
© © Juan Pratginestos / WWF Enlarge
En pleno taller sobre ASAI
© © Victor Garcia / WWF Enlarge
Comiendo asai
© © Juan Pratginestos / WWF Enlarge

Subscribe to our mailing list

* indicates required
Donate to WWF

Your support will help us build a future where humans live in harmony with nature.

Enter Yes if you accept the terms and conditions
Enter Yes if you accept the terms and conditions