| WWF
© Juan Camilo Gómez / WWF

Sé parte de la solución

Trabajamos por un futuro en que nuestras futuras generaciones puedan disfrutar la enorme diversidad y riqueza de opciones que nuestro planeta nos ofrece hoy.

Hay muchas formas en que tú puedes hacer una diferencia:

2. ACTÚA EN CASA

Busca productos locales para evitar que recorran largas distancias y con ello preservar el sabor y los nutrientes.

Un árbol promedio puede absorber una tonelada de dióxido de carbono durante su vida.

Un horno eléctrico produce unas 2.7 libras de CO2 por cada hora de uso. Un horno tostador produce alrededor de 1.3 libras en 50 minutos de uso; mientras que un microondas produce 0,5 libras en 15 minutos.

Cambia tus focos por unos más eficientes y ahorradores como los fluorescentes, de halógeno o LED. Usan menos energía y duran más tiempo, lo que significa un gran ahorro para ti y menos emisiones de dióxido de carbono.

Reemplaza tu electricidad por una generada por fuentes de energía de bajas o nulas emisiones de dióxido de carbono. Contacta a tu proveedor de electricidad para averiguar sobre las opciones de "energía verde" disponibles para ti.

3. Actúa en el trabajo

Apaga la pantalla de tu computadora durante la comida y al final de la jornada. Utiliza equipos de bajo consumo eléctrico. También puedes programar la pantalla de tu computadora para que se apague cuando no esté en uso.

Apaga las luces cuando salgas de la oficina. Evita encender las luces que no necesites y aprovecha la iluminación zonificada (encendido y apagado por zonas). 

Desconecta los equipos electrónicos que no necesiten estar conectados o no estén en uso.