Cierre de la reunión del clima de Naciones Unidas en Barcelona



Posted on 06 noviembre 2009  | 
Según WWF, con voluntad política todavía es posible lograr un tratado ambicioso sobre el clima en Copenhague.

Barcelona, 6 de noviembre de 2009.- A pesar de que la mayoría de los líderes políticos se están centrando en lo que no pueden conseguir, en lugar de concentrarse en lo que sí pueden hacer para evitar las consecuencias nefastas del cambio climático, WWF hace un llamamiento urgente a su sentido de la responsabilidad. El mensaje de la organización es que deben demostrar su voluntad política y concretar lo que se puede conseguir en Copenhague, superando esta postura negativa con el fin de salvar al mundo de un aumento catastrófico de las temperaturas.

WWF considera que los líderes están todavía a tiempo de actuar de forma adecuada. Mientras los países desarrollados han rebajado el nivel de sus expectativas sobre el tratado, el resto del mundo las ha aumentado.

“Barcelona no ha conseguido un resultado sustancial y es realmente una pena. Sin embargo, lo más importante no es el factor del tiempo, sino la voluntad política y eso se puede mostrar en cuestión de segundos”, afirma Kim Carstensen, líder de la Iniciativa sobre el Clima de WWF.

Al tiempo que las naciones ricas han perdido la voz en Barcelona, los países en desarrollo han empezado a expresarse de una forma más contundente y unificada. Los países africanos han demostrado que defenderán sus derechos. Y mientras que la posición del mundo desarrollado se vuelve cada vez más caótica, las naciones emergentes están mostrando una postura más clara y determinada.

En las últimas semanas, algunos países desarrollados han afirmado que no esperan ya que se firme un acuerdo legalmente vinculante y sólido en Copenhague en diciembre. Muchos delegados han intentado jugar con las palabras, esperando que sus mensajes ambiguos confundieran a la población mundial y pretendiendo rebajar sus expectativas.

En cualquier caso, sugerir que Copenhague dará como resultado un acuerdo no satisfactorio es algo totalmente improductivo. “Es el momento de demostrar el liderazgo, por lo que pedimos al Presidente del Gobierno que haga oír su voz en los foros internacionales apostando por un acuerdo sustancial y legalmente vinculante en Copenhague”, afirma Mar Asunción, responsable del Programa de Cambio climático de WWF España.

“Necesitamos un acuerdo sobre el clima que sobreviva a las recesiones, a las elecciones y a los desastres naturales, y no un trozo de papel sujeto a los cambios de gobierno. Un tratado que no sea vinculante es un terreno movedizo, deja mucho espacio para culpar a las otras partes y para incumplir promesas”, añade Mar Asunción.