Tala en la Amazonía

Arrasando la tierra para suplir la demanda masiva de madera

 / ©: Mark Edwards / WWF-Canon
Amazonas, Brasil
© Mark Edwards / WWF-Canon
Impulsadas por la alta demanda de productos de madera, la tala legal e ilegal son importantes conductoras a la destrucción del bosque amazónico.
En 1996, las compañías asiáticas invirtieron más de US$ 500 millones en la industria maderera de Brasil, principalmente porque estaban muy conscientes de la velocidad con la que los bosques en Asia son deforestados1.

Sin embargo, controlar la legalidad y el impacto de tales trabajos en el bosque amazónico es difícil en el mejor de los casos, considerando el número de operaciones extractivas y su lejanía.

¿Qué factores promueven la tala?

La tala está relacionada íntimamente con la construcción de carreteras y los movimientos migratorios. Es mucho más probable que las áreas que han sido taladas de manera selectiva sean pobladas y desbrozadas por diferentes cultivadores que los bosques inexplorados debido al acceso a la carretera. La tala permite el acceso a los bosques, donde la leña, los materiales de juego y construcción están disponibles.

Tala ilegal en la Amazonía

Aunque existen leyes que autorizan la tala en áreas designadas, la tala ilegal es común en Brasil y varios países amazónicos. Un estudio realizado por una comisión brasileña demostró que 80% de toda la tala en la Amazonía era ilegal durante fines de los 90s2. De las 13 compañías que fueron investigadas, 12 habían incumplido la ley.

Estas operaciones de tala se desarrollan en áreas forestales remotas y se pueden caracterizar por lo siguiente:
  • El uso de permisos falsos
  • La tala de cualquier árbol comercialmente valioso sin considerar aquellos protegidos por la ley
  • La tala de partes no autorizadas
  • La tala fuera de las áreas de concesión
  • El robo en las áreas protegidas y tierras indígenas
Aunque las prácticas ilegales se han reducido en Colombia, las evaluaciones del gobierno revelan que entre 80% y 90% de todo el desbrozado forestal aún es ilegal, con el contrabando de madera hacia Brasil y Perú.

¿Cuáles son los impactos de la tala ilegal?

A pesar de que la tala sostenible puede ser una fuente de ingresos a largo plazo para las personas y el gobierno, con frecuencia ésta no se desarrolla según esas normas. Esto tiene un número de impactos muy diversos que incluyen la fragmentación del hábitat de las especies y pérdidas financieras importantes.

Debido a que los términos para las concesiones forestales son deficientes, las compañías tienen poco incentivo para volver a plantar árboles o cosechar de manera eficiente. La estrategia es obtener tanto beneficio como sea posible en el marco de tiempo disponible, dejando muchas áreas dañadas que tomarán años recuperarse3.

Las parcelas del bosque amazónico son vendidas a menudo como grandes concesiones a empresas a precios que están muy por debajo de su valor en el mercado. Lo que sigue es un esfuerzo apresurado por maximizar el rendimiento y ganancia tan rápido como sea posible.

Se da poca importancia a la protección de las reservas de madera para futuras cosechas, y esto lleva a la letanía habitual de la pérdida de la biodiversidad, la caza excesiva de vida silvestre y posterior transformación para la agricultura o pastizales.

Daño colateral

A pesar de que la tala selectiva identifica árboles específicos comercialmente valiosos, los métodos de tala resultan por lo general en un daño colateral. Los árboles circundantes pueden ser dañados o derribados de manera casual.

El IMAZON (Instituto del Hombre y Medio Ambiente de la Amazonía) ha documentado que por cada árbol comercial derribado, otros 27 árboles de más de 10 cm de diámetro son dañados, 40 m de carretera construidos y 600 m2 de dosel abierto. 4

Una vez derribados, los árboles deben ser transportados, lo que puede implicar el uso de tractores. La erosión posterior a la tala se lleva los nutrientes, afectando de manera negativa a arroyos y ríos. Asimismo, le toma tiempo a la madera volver a crecer, siempre que las áreas deforestadas no hayan sido tomadas para la ganadería o el cultivo.

¿Vuelven a crecer los bosques en áreas deforestadas?

Los científicos han monitoreado áreas deforestadas para determinar en qué medida éstas pueden recuperarse. En el Bosque Nacional Tapajós en la Amazonía de Brasil, un estudio en un bosque de tierra firme (área forestada no afectada por inundaciones estacionales) que había sido talado y dejado tal cual en 1979 mostró que la tala estimulaba el crecimiento, pero este efecto no duraba mucho tiempo, sólo alrededor de 3 años. Luego de varios años, los índices de crecimiento se vuelven similares a los de los bosques que no han sido talados. 5


-------------------------------------------------------------------------
1Laurance et al, 2001
2Viana, G. 1998. Report of the External Commission of the Chamber of Deputies Destined to Investigate the Acquisition of Wood, Lumber Mills and Extensive Portions of Land in the Amazon by Asian Loggers. Brasilia, Brazil.
3Mongabay.com. Logging. http://www.mongabay.com/0807.htm. Accessed 8/10/05
4Holloway, 1993, in Kricher, 1997
5Silva et al. 1995. Growth and yield of a tropical rainforest in the Brazilian Amazon 13 years after logging. Centre for International Forestry Research (CIFOR).

Siguiente [Reasentamiento en la Amazonía] >>

Recursos relacionados