WWF da inicio al estudio de bocones del Parque Nacional del Juruena



Posted on 22 mayo 2014  | 
Descent of the Juruena River by boat
© Zig KochEnlarge

La organización ambientalista WWF, a través de su Iniciativa Amazonia Viva y del WWF Brasil, ha iniciado un estudio sobre el bocón o yamú, un pez migratorio presente en el Salto Augusto, en el Parque Nacional del Juruena, un área protegida entre los estados brasileños de Amazonas y Mato Grosso.

El bocón (Brycon amazonicus) es un tipo de pez amazónico muy famoso debido a su brillo plateado y a su sabrosa carne. Pueden llegar a alcanzar 70 cm, 4 kilos y son muy apreciados en la pesca deportiva y, sobre todo, forman parte de la dieta de las comunidades locales, para quienes son una importante fuente de proteína.

El estudio dirigido por el WWF se concentró en la región del Salto Augusto, una bellísima cascada situada en el parque nacional. Allí, los investigadores han recogido 20 muestras de bocones —diez aguas arriba de la cascada y otras diez aguas abajo— y llevarán a cabo pruebas genéticas para saber si las comunidades de bocones de ambos tramos del Salto Augusto son las mismas.

Esas veinte muestras se encuentran ahora en los laboratorios de la Universidad Federal de Mato Grosso (UFMT), en Cuiabá, y serán estudiadas por un equipo coordinado por el ictiólogo (especialista en peces) Paulo Cesar Venere. La previsión inicial es que el estudio esté listo en julio.

Además, los investigadores de campo recogieron muestras de aletas de otros 15 ejemplares, con el objetivo de contar con más datos para las pruebas genéticas que se harán con los bocones.

La Expedición Especies de Peces Migratorios del Río Juruena, en la cuenca hidrográfica del Tapajós, en los alrededores del Parque Nacional del Juruena (MT-AM), dio inicio el pasado día 12 y continúa hasta el 24, en que se celebra el Día Mundial de la Migración de los Peces. 

Las diferencias importan

Según Reginaldo Carvalho dos Santos, uno de los biólogos que ha recogido los datos sobre el terreno, es muy importante saber si existen diferencias entre ambas poblaciones de bocones aguas arriba y abajo del Salto Augusto.

"Si comprobáramos que esas comunidades son diferentes, eso significaría que estamos ante ambientes diferentes, con lo que las aguas arriba y abajo del Salto han de tener también características distintas, como la tasa de oxigenación, la tasa de conductividad y la temperatura", afirmó.

Reginaldo dijo que, si se confirma la hipótesis de los investigadores, será necesario emprender acciones de conservación específicas en esos dos ambientes, teniendo en cuenta las características de cada uno. "Si queremos conservar los bocones e incluso el propio Salto Augusto, tendremos que adoptar enfoques diferenciados, que traten esos ambientes de forma diferente", explicó.

Según Claudio Maretti, líder de la Iniciativa Amazonia Viva, este primer estudio busca comprender mejor la dinámica de las especies migratorias y la dimensión social y económica de las comunidades respecto al ambiente y a los recursos disponibles. "La cuenca del Tapajós es la próxima “frontera” apuntada por el gobierno para construir hidroeléctricas en la Amazonia. La construcción de presas altera toda la dinámica ecológica, social y económica de una región y, por ello, resulta fundamental conocerla", afirma.

Expedición al río Juruena

El estudio con los bocones forma parte de una serie de iniciativas más amplias, cuyo objetivo es conocer mejor los recursos pesqueros del río Juruena.

El análisis sobre la actividad pesquera se hizo aplicando cuestionarios entre las familias ribereñas del río Juruena y las comunidades, como Barra de São Manoel y Pedro Colares, en Apuí, en el estado de Amazonas.

Mediante esa herramienta, el WWF quiere saber qué peces se pescan más en la región, con qué frecuencia y en qué tramos específicos del río, y quiénes son los pescadores.

Los hostales y guías turísticos de la zona también están incluidos en este estudio, de forma que, al final de este proceso, se contará con un amplio panorama de la actividad pesquera en la región.

Aún no se han concluido todos esos trabajos. Los investigadores vuelven a sus bases el día 24 de mayo para recopilar y analizar resultados y divulgarlos posteriormente.

Para realizar este trabajo, el WWF ha contado con la colaboración del Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad (ICMBio), que ha emitido las licencias de investigación obligatorias para el estudio. Uno de los gestores del Parque Nacional del Juruena acompañó a la expedición sobre el terreno.

Contactos:
Iniciativa Amazonia Viva
Denise Oliveira, Coordinadora de Comunicación, Doliveira@wwf.org.br / 61 8175.2695 / 61 3364.7497

 

Descent of the Juruena River by boat
© Zig Koch Enlarge
Donate to WWF

Your support will help us build a future where humans live in harmony with nature.