Los peces amazónicos

 rel=
Cíclido de franjas (Cichlasoma severum); Brasil
© Michel Roggo / WWF-Canon

La vida y muerte de los peces en los ríos amazónicos

Aunque las cosas parecen relativamente tranquilas bajo el agua, los ríos amazónicos y sus afluentes están repletos de más de 3,000 especies de peces, incluyendo a las pirañas y las temidas anguilas eléctricas1. Al igual que en el caso de muchos otros tipos de fauna, es casi seguro que existen muchas otras especies esperando ser descubiertas.

Los peces que pueblan los ríos amazónicos


De todos los peces amazónicos descritos hasta ahora por la ciencia2, el 40% son bagres y characines, como el tetra neón (Hyphessobrycon innesi), el lápiz punteado (Chilodus punctatus), el pez hacha plateado (Gasteropelecus levis), la coridora bronce (Corydoras geneus), y el oscar (Astronotus ocellatus).

¿Peces vegetarianos?


Muchos peces amazónicos se han convertido en frugívoros, es decir, su dieta se basa en frutos y semillas. Alrededor de 200 especies de peces tienen este hábito, el cual es más frecuente que en las zonas tropicales de África y Asia3.

Esto se debe probablemente a la presencia de galerías fluviales (márgenes de ríos con árboles de ramas bajas), los cuales facilitan el acceso de los peces a los frutos y semillas que flotan en la superficie del agua.

Entre los peces vegetarianos se encuentra la cachama (Colossoma macropomum), un pez similar al róbalo que puede llegar a pesar más de 30 kg. Sus dientes poderosos y especializados le permiten aplastar y triturar frutos duros como nueces de palma y semillas del árbol de caucho.

La grasa almacenada en la comida permite que los peces puedan sobrevivir durante períodos de aguas bajas, mientras que las semillas, las cuales son tragadas pero no digeridas, se dispersan por la red de ríos.

En los bosques de várzea abunda el plancton, un grupo que incluye diminutos organismos animales y vegetales que son arrastrados por las corrientes, lo cual convierte a estos bosques en un lugar ideal para peces en crecimiento, en especial después de las inundaciones, cuando el zooplancton (plancton animal) es particularmente abundante.
La piraña (especie Serrasalmus)

La piraña se ha ganado una reputación aterradora en todo el mundo, pero esta especie es en realidad mucho menos agresiva de lo que comúnmente se cree. Con sus respetables 35 cm de largo, la piraña roja (Serrasalmus nattereri) abunda en todos los ríos amazónicos. Sólo se recomienda mantenerse lejos de ella cuando el nivel del agua baja y la comida escasea; por lo demás, no representan ningún peligro para los nadadores. De las 20 especies de pirañas que existen, la mayoría son vegetarianas4.

Las anguila eléctrica (Electrophorus electris)

No es buena idea subestimar a las anguilas eléctricas, las cuales pueden alcanzar 1.8 m de largo y propinar descargas eléctricas de hasta 650 voltios. Estos animales son bastante temidos, lo cual es comprensible pues son bastante comunes. Para compensar su ceguera, las anguilas poseen un campo eléctrico que utilizan para detectar y aturdir a sus presas5.
 / ©: WWF - Canon / Roger LeGHEN
Redeye piranha, Serrasalmus rhombeus. Guyana Francesa
© WWF - Canon / Roger LeGHEN
 / ©: WWF - Canon / Michel Roggo
Arapaima or Pirarucu ( Arapaima gigas), Brazil
© WWF - Canon / Michel Roggo
El paiche (Arapaima gigas)

El paiche es uno de los peces de agua dulce más grandes del mundo; algunos de sus especímenes más notables pueden alcanzar hasta 150 kg de peso y 3 m de largo. Este pez abunda en los lagos y representa una importante fuente de proteínas para los pueblos de la Cuenca Amazónica6.

El paiche puede mantenerse bajo el agua hasta 30 minutos, de ser necesario. Se adapta con mayor facilidad a aguas con bajas concentraciones de oxígeno, donde otros peces son menos activos, y por ende presas fáciles.

El armamento integrado del paiche lo convierte en un eficiente depredador de peces. Además de sus afilados dientes posee una lengua dentada, la cual utiliza para procesar los peces de los cuales se alimenta.




---------------------------------------------------------
1Rylands, A. B. et al. 2002. Amazonia. Pages 56-107 in R. A. Mittermeier, C. G. Mittermeier, P. Robles Gil, J. Pilgrim, G. A. B. da Fonseca, T. Brooks and W. R. Konstant, editors. Wilderness: Earth's last wild places. CEMEX, Agrupaci´on Serra Madre, S. C., Mexico.
2Goulding, 1985 in Kricher, 1997
3PBS. Journey into Amazonia. http://www.pbs.org/journeyintoamazonia/. Accessed : 28/9/2005
4Valasco, T. 2003. "Electrophorus electricus" (On-line), Animal Diversity Web. Accessed December 07, 2005 at http://animaldiversity.ummz.umich.edu/
5Goulding et al, 1996 in Kricher, 1997
6Goulding, 1993 in Kricher, 1997