Increíbles descubrimientos en la Amazonía

Entre 1999 y el 2009, se descubrieron más de 1,200 nuevas especies de plantas y vertebrados en el bioma amazónico, o una nueva especie cada tres días, confirmando que la Amazonía es uno de los lugares más diversos sobre la Tierra.
Descubra algunas de las magníficas especies que los científicos han catalogado en los últimos años.

Algunos de estos magníficos descubrimientos son:

La primera especie nueva de anaconda identificada desde 1936. Descrita en el 2002 en la provincia amazónica del noreste boliviano, y luego encontrada también en las llanuras inundables de la provincia boliviana de Pando; se creyó inicialmente que la Eunectes beniensis, de 4 metros de largo, era resultado de la hibridización entre la anaconda verde y la amarilla, pero luego se determinó que era una especie diferente.

Una de las especies más extraordinarias, la Ranitomeya amazonica, una rana con una increíble coloración de fuego en su cabeza y patas con un contrastante estampado acuático. El hábitat principal de la rana se encuentra cerca de la zona de Iquitos, en la región de Loreto, Perú, en un bosque primario húmedo de tierras bajas. Esta rana también ha sido encontrada en la Reserva Nacional Alpahuayo-Mishana en Perú.

Pyrilia aurantiocephala, miembro de la familia de los loros verdaderos, posee una extraordinaria cabeza calva y exhibe un asombroso espectro de colores. Encontrada sólo en algunas pocas localidades de los ríos Madeira baja y alto Tapajos en Brasil, esta especie ha sido registrada como “casi amenazada”, debido a su población moderadamente baja, la cual está disminuyendo por la pérdida de su hábitat.

El delfín de río amazónico o delfín rosado de río fue registrado por la ciencia en la década de 1830 y recibió el nombre científico de Inia geoffrensis. En el 2006, la evidencia científica mostró que existe una especie diferente – Inia boliviensis – del delfín en Bolivia, aunque algunos científicos la consideran una subespecie de Inia geoffrensis. A diferencia de los delfines de río amazónicos, sus parientes bolivianos poseen más dientes, cabezas más pequeñas, y cuerpos más pequeños pero más anchos y redondeados.

Una nueva especie de bagre rojo brillante, ciego y diminuto que vive principalmente en aguas subterráneas. Descubierto en el estado de Rondonia, Brasil, el pez Phreatobius dracunculus comenzó a aparecer después de cavar un pozo en el pueblo de Rio Pardo, cuando fueron accidentalmente atrapados en baldes utilizados para extraer agua. Desde entonces, la especie ha sido vista en otros 12 pozos de los 20 que existen en la región.

Sabía usted…

La región amazónica representa el bosque y la cuenca más grande del planeta. Comprende más de 600 tipos distintos de hábitats terrestres y de agua dulce, desde pantanos y praderas hasta bosques montanos y de tierras bajas, y alberga un increíble 10% de las especies conocidas en el mundo, incluyendo flora y fauna endémica y en peligro de extinción.

Conozca más sobre la Amazonía

Nuestra labor en la Amazonía

Más de 40 años de experiencia en conservación
Durante más de 40 años, WWF ha estado a la vanguardia de la protección de la Amazonía. En base a esta experiencia, WWF está trabajando con gobiernos, comunidades locales y otros para asegurar la conservación y el desarrollo sostenible del bosque tropical y cuenca más grande del mundo.

Esto se está logrando por medio de:

  • La promoción del uso responsable de recursos naturales y su manejo sostenible
  • El aseguramiento de estándares ambientales y sociales para el desarrollo de infraestructura, en especial de caminos y proyectos hidroeléctricos
  • El desarrollo de programas nacionales para la reducción de emisiones causadas por la deforestación
  • La consolidación y expansión de áreas protegidas
Únase a nosotros en nuestra misión de protección de la Amazonía y nuestro planeta vivo