Vida silvestre amazónica

 rel=
Parque nacional Juruena, Brasil
© Zig Koch / WWF

Desde la boa hasta la hormiga cortadora de hojas, pasando por la piraña roja, la fauna amazónica viene en todas las formas y tamaños

Ya sea en lo alto del dosel forestal, o en el suelo, donde los gusanos viven bajo tierra, la vida abunda en la Amazonía.
Hasta el día de hoy, en la Amazonía se han descubierto al menos 40,000 especies de plantas, 427 mamíferos (ej. el jaguar, el oso hormiguero y el lobo de río), 1,300 aves (ej. el águila harpía, el tucán y el shansho), 378 reptiles (ej. la boa), más de 400 anfibios (ej. la rana veneno de flecha) y alrededor de 3,000 peces de agua dulce1, entre ellos la piraña.

Estos números son eclipsados por los cálculos con respecto a las formas de vida más pequeñas: tan sólo en Brasil, entre 96,660 y más de 100,000 especies de invertebrados han sido descritas por los científicos.2

¿Por qué hay tantas especies?

Piense en la vida en el Ártico. Allí, usted se encuentra expuesto a intensas condiciones climáticas (muy frías, con vientos frecuentes), la comida escasea, y es difícil encontrar lugares para esconderse de los depredadores. Definitivamente, no se trata del mejor lugar para el desarrollo exitoso de la vida silvestre.

Ahora compárelo con los trópicos, donde el clima es cálido pero llevadero, las presas abundan y existe un gran número de ecosistemas donde la flora y fauna pueden prosperar.

Con el tiempo, estos factores han hecho posible que las especies se adapten a distintas condiciones y hábitats específicos. El resultado ha sido la gran riqueza de especies en lugares como la Cuenca Amazónica.

Flora y fauna amazónica: ¿Qué sucede en la estación húmeda?

Para las plantas y los animales, las lluvias estacionales que cubren parte de la Amazonía son un evento catalítico. Algunos animales cambian de dieta, mientras que otros migran de pronto. Las tortugas, por ejemplo, abandonan el río principal y buscan refugio en charcos tierra adentro; asimismo, las aves zancudas migran hacia el norte, al curso superior de los afluentes.

La estación húmeda también afecta las épocas de reproducción de los animales. Por ejemplo, los artrópodos, una familia de insectos, abundan más al final de la estación seca y al comienzo de la estación lluviosa.3

El regreso de la estación seca

Después de la estación húmeda, animales amazónicos como monos, felinos, iguanas y varios tipos de lagartos abandonan los árboles caducifolios (es decir, que se deshacen de sus hojas estacionalmente), los cuales se han quedado sin hojas, y se trasladan a bosques riparios ribereños, donde aún quedan hojas.4

Conozca más acerca de los mamíferos, anfibios, reptiles, aves, insectos y plantas de la Amazonía.



-----------------------------------------------
1Da Silva et al. 2005. The Fate of the Amazonian Areas of Endemism. Conservation Biology, 19 (3), 689-694
2Lewinsohn T. M.and Prado P.I. 2005. How Many Species Are There in Brazil? Conservation Biology. 19 (3), 619
3Lieberman and Dock, 1982 in Kricher, 1997
4Kricher, 1997