El río Amazonas

 rel=
Brasil
© Roger Leguen / WWF-Canon

Los ríos amazónicos, importantes caminos para la vida silvestre, la gente y el agua

A veces van de prisa, a veces simplemente discurren lentamente, y en algunos lugares pueden casi extinguirse. En otros momentos del año, estarán de pronto rebosantes de agua.
Los ríos son impredecibles, y en ningún lugar es esto más cierto que en la Cuenca Amazónica, la cual está sujeta a cambios estacionales radicales a lo largo del año.

Los ríos amazónicos proporcionan un amplio abanico de hábitats, como ciénagas, pantanos y arroyos, cada uno de los cuales es hogar de distintos tipos de fauna1. Estas hidrovías están sujetas a importantes ciclos anuales de inundación, los cuales afectan la ecología y el paisaje de la región.
El río Amazonas

Superado apenas por el Nilo como el río más largo del mundo, el río Amazonas marca el récord de volumen de agua transportada, con una increíble descarga promedio de 219,000 m3/seg de agua.2

Se estima que aproximadamente un sexto de toda el agua dulce descargada en los océanos del mundo atraviesa los 320 km de ancho del delta del Amazonas, donde desembocan en el Océano Atlántico.

El río cambia con las estaciones. Durante la estación seca, el ancho del río Amazonas puede llegar a 4 o 5 km en algunas zonas, y puede llegar a 50 km en la estación húmeda. Durante el punto más alto de la estación húmeda, la corriente puede alcanzar velocidades de 7 km/h.

Funciones principales del río Amazonas
Por tratarse del sistema de drenaje de la Cuenca Amazónica, el río Amazonas y sus aproximadamente 1,100 afluentes juegan papeles muy importantes en la ecología de la cuenca.

Antes de la aparición de caminos y pistas de aterrizaje en la Cuenca, estas hidrovías eran las principales rutas de acceso a las zonas del interior de Brasil y la parte superior de Sudamérica.

Por ejemplo, la única manera de llegar a Iquitos, Perú, ciudad situada sobre el Amazonas, es en bote o avión. No existen carreteras hacia allá.3

Origen y curso del río
El río Amazonas nace en lo alto de los Andes peruanos, a 5,598 msnm. Allí, apenas a 192 km del Océano Pacífico, donde alguna vez desembocó, nace el Amazonas en forma de un pequeño afluente llamado Carhuasanta.

Conforme avanza hacia el este, se une al río Hornillos, el cual confluye con el Apurímac, un afluente mayor que entonces se une al Ene, el Tambo y finalmente el Ucayali.4

Tras un descenso inicial de su elevación, el Amazonas estabiliza su descenso hacia el Océano Atlántico a un ritmo de 1.5 cm por kilómetro a lo largo de más de 6,400 km. En algunos lugares, el río alcanza un ancho de 10 km, incluso a 1,600 km río arriba, y es posible para barcos grandes llegar hasta Iquitos, Perú.6

Un río visible antes que la tierra
Las aguas oscuras del río Amazonas se pueden ver incluso a 100 km mar adentro, desde antes que el continente sea visible.

Durante los primeros días de la colonización, este fenómeno ayudaba a los barcos que viajaban de Europa a Sudamérica a asegurarse de que se encontraban en la ruta correcta antes de avistar tierra.






-------------------------------------------------------
1 Kricher, 1997
2 Voeroesmarty CJ, Moore V, Grace AL, Gildea MP, Melillo JM. 1989. Continental Scale Models of Water Balance and Fluvial Transport: An Application to South America. Global Biogeochemical Cycles (GBCYEP). Vol. 3, No. 3, p 241-265
3 Kricher, 1997
4 Kricher,1997
5 Kricher, 1997
6 Dyk, 1995 in Kricher, 1997
 / ©: WWF U.S., Geological Survey, ICTA, TNC, University of Kassel
HydroSHED de la Amazonía. Alta - elevaciones Resolución datos utilizados para crear una base de datos hydrologigal mundial. Click para ampliar.
© WWF U.S., Geological Survey, ICTA, TNC, University of Kassel