Ecosistemas amazónicos

 rel=
Parque nacional de la selva impenetrable de Bwindi, Uganda
© Frederick J. Weyerhaeuser / WWF-Canon

Una red palpitante de agua y árboles

Imagine un hermoso motor, self-evolved y puesto a punto durante millones de años, compuesto de diferentes partes, cada una de las cuales juega su papel a la perfección, pero para las cuales no existen repuestos.
La Cuenca Amazónica es precisamente eso, un aparato colosal pero delicado que abarca varias comunidades de organismos que interactúan de maneras específicas entre ellos y su entorno físico. Estas partes, o ecosistemas, juegan papeles distintos, y tanto la flora y fauna como los seres humanos han evolucionado para utilizar y beneficiarse de ellos.

Un mosaico único

La Cuenca Amazónica dista de ser una extensión monótona de árboles; por el contrario, se trata de una red de paisajes y ecosistemas. Este mosaico único le da al área su riqueza biológica sin igual, y con ella, su valor global.

Los ríos y la formación de la Cuenca del Bioma Amazónico

Los ríos han jugado un papel importante en la determinación de la diversidad de ecosistemas de la región. Los bosques de llanura inundable y las várzeas (áreas cercanas a los márgenes de los ríos que se inundan durante la estación lluviosa), los bosques de tierra firme (bosques fuera de las llanuras inundables) y los igapós (bosques que bordean los ríos de aguas negras de la Amazonía) son algunos de los ecosistemas más comunes que se encuentran en la Cuenca del Bioma Amazónico.

Algunas de las ecorregiones más diversas del mundo

La biodiversidad no está repartida de manera uniforme por toda la Tierra, sino que sigue patrones complejos determinados por el clima, la geología y la historia evolutiva del planeta. Estos patrones se llaman “ecorregiones”.

WWF define el concepto de ecorregión como una “unidad grande de tierra o agua que contiene un ensamblaje geográficamente distinto de especies, comunidades naturales y condiciones ambientales”.

Los límites de una ecorregión no están fijos y definidos, sino que abarcan un área dentro de la cual interactúan con más fuerza procesos ecológicos y evolutivos importantes.

Estas ecorregiones contienen sub ecorregiones, cada una de las cuales es determinada en base a factores climáticos, geológicos y de biodiversidad.