El poderoso simbolismo de La Hora del Planeta ganó impulso alrededor del mundo



Posted on 31 marzo 2014
La Hora del Planeta en Marina Bay, Singapur
© © Getty ImagesEnlarge

La Hora del Planeta 2014 rompió nuevos récords de participación alrededor del planeta, probando que esta simbólica hora continúa ganando fuerza e impulso en su octavo año.

Los detalles sobre los eventos que abarcaron cada continente continúan llegando, pero queda claro que este movimiento ha llegado a millones de personas. 162 países ya han confirmado su participación en eventos de La Hora del Planeta, con más de 7 000 ciudades registrando actividades de La Hora del Planeta.

“Siempre es extraordinario ver a ciudades y sitios icónicos involucrándose en La Hora del Planeta, pero en el 2014 las historias y actividades ocurriendo más allá de la hora son las que demuestran que este evento ha evolucionado a un movimiento dirigido por el poder de las masas”, comentó Andy Ridley, Director Ejecutivo y Cofundador de La Hora del Planeta.

“Haber presenciado La Hora del Planeta de Singapur, la casa de este evento organizado por la WWF, ha dejado una poderosa impresión en mí”, dijo el Director General designado de la WWF, Dr. Marco Lambertini. “Ver a la gente unida por el solo propósito de hacer que nuestros estilos de vida tengan un menor impacto sobre el planeta me ha inspirado inmensamente. La Hora del Planeta envía a la gente alrededor del mundo el mensaje de que cada uno de nosotros tenemos el poder de hacer una diferencia”.

El alcance de La Hora del Planeta se profundiza a medida que el mundo se conecta más. Mientras el evento se vuelve regularmente una tendencia en los medios sociales, este año presenció el lanzamiento de La Hora del Paneta Azul. La nueva plataforma de crowdfunding empodera a las personas para usar su voz, o su dólar, para apoyar los proyectos de su elección alrededor del mundo.

Los participantes de La Hora del planeta Azul se comprometieron a apoyar proyectos en Australia, Indonesia, Singapur, China, Nepal, India, Rusia, Uganda, Sudáfrica, Madagascar, Canadá y Colombia. La plataforma fue un éxito incluso antes de que iniciara La Hora del Planeta, con Singapur recaudando suficiente dinero para iniciar los nuevos esfuerzos de la lucha contra los crímenes contra la vida salvaje del Sudeste Asiático. Hubo muchos momentos destacados alrededor del mundo en los eventos de La Hora del Planeta:

  • Las celebraciones iniciaron en las islas de Nueva Zelandia;
  • El perfil del evento de Fiji se destacó por una cena de recaudación de fondos con el presidente Ratu Epeli Nailatikau como anfitrión;
  • En Australia, el enfoque estuvo en los desafíos que enfrenta La Gran Barrera de Coral. La Hora del Planeta fue una oportunidad para mostrar el nuevo documental “Luces fuera por el arrecife” (“Lights Out for the Reef”, por su traducción al inglés);
  • En Singapur, los cuarteles globales y hogar de La Hora del Planeta, el Hombre Araña y las estrellas de “El Sorprendente Hombre Araña 2: La Amenaza de Electro” - Andrew Garfield, Emma Stone y Jamie Foxx –  se unieron a la multitud para recordar a cada uno de nosotros que todos tenemos el poder de hacer la diferencia;
  • En China, la atención estuvo sobre la necesidad de “Cielos Azules” (“Blue Skies” por su traducción al inglés) y la importancia de reducir la contaminación del aire y el smog;
  • A medida que La Hora del Planeta se movía alrededor del globo, las luces fueron apagadas en lugares icónicos como el Templo del Loto (La Casa de adoración Bahá'í) en Nueva Delhi y La Puerta de la India en Mumbai. Los eventos en la India tuvieron un significado especial al marcar el inicio de un proyecto para educar a niños en el valor de la energía eficiente mientras se reduce la huella de carbono en 15 000 escuelas alrededor del país;
  • En los Emiratos Árabes Unidos, los participantes promovieron la importancia de cambiar a iluminación eficiente como en el edificio más alto del mundo --- Burj Khalifa --- y se apagaron las luces de la gran mezquita Sheikh Zayed;
  • En el Puente Khaju en Isfahan, Irán, el evento ayudó a llamar la atención hacia los problemas que enfrenta el histórico Río Zayanderud;
  • La Administración Presidencial de Rusia dio luz verde al Kremlin y a La Plaza Roja para apagar sus luces. El cosmonauta ruso Mikhail Tyurin grabó un mensaje desde la Estación Espacial Internacional, recordando al mundo que mientras el planeta luce espectacular y hermoso desde el espacio, también luce frágil;
  • En Egipto, las Pirámides de Giza y otros sitios icónicos apagaron sus luces;
  • La Montaña de la Mesa en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, marcó la hora cuando se apagaron sus luces. Durante la misma semana, Ciudad del Cabo fue reconocida como la Capital de La Hora del Planeta 2014 de la WWF por sus esfuerzos pioneros en la lucha contra el cambio climático, otorgando a la ciudad una razón más para celebrar;
  • Estambul, Turquía, marcó La Hora del Planeta primero cuando el sultán Ahmed Mosque (Mezquita Azul)  apagó sus luces por primera vez. La Hagia Sophia y el Puente Bosphorus que conecta a Europa y Asia también participaron;
  • El Reino Unido disfrutó de un evento transmitido en vivo con Sophie Ellis-Bextor, como telón de fondo para el apagón en sitios icónicos como el Big Ben, el Puente de la Torre, el London Eye (el Ojo de Londres), el Palacio de Buckingham, las Casas del Parlamento y la Abadía Westminster;
  • En Argentina, las multitudes se reunieron para celebrar ambos, La Hora del Planeta y la decisión tomada el día anterior en la que se aprobó el proyecto de ley del Senado para reemplazar los sistemas actuales de calentamiento de agua por sistemas eléctricos que consuman energía eficientemente en 800 000 hogares;
  • La estatua del Cristo Redentor en Brasil apagó sus luces mientras la Plaza Victor Civita en  São Paulo fue el evento oficial de apagar la luces en Brasil.
  • En los Estados Unidos, muchos sitios icónicos reconocidos mundialmente --- incluyendo el Times Square, los cuarteles de las Naciones Unidas y el edificio Empire State en Nueva York ---  marcaron La Hora del Planeta;

“La Hora del Planeta es más que una hora. Uniendo detrás de un propósito común demuestra que podemos hacer una diferencia significativa” explicó Ridley. “Para nosotros, La Hora del Planeta es una hora de inspiración, pero más allá de eso, cuando ves lo que está sucediendo por todo el mundo, sientes que el esfuerzo colectivo es un poder colectivo. Puedes provocar un gran cambio, puedes hacer una gran diferencia”.

La Hora del Planeta en Marina Bay, Singapur
© © Getty Images Enlarge