/ ©: WWF / Diana Escobedo Lastiri

El 71% de nuestro planeta

Los océanos cubren el 71% de la superficie de nuestro planeta y constituyen el 95% del espacio disponible para la vida

Las rizadas olas, la quietud cristalina o el escarchado hielo que vemos en la superficie del océano, esconden una impresionante variedad de mundos submarinos: desde arrecifes de coral bañados por el sol hasta oscuros cañones abismales; desde bosques de algas gigantes hasta comunidades de mejillones agrupados alrededor de abrasadoras ventilaciones hidrotermales; desde manglares de superficie hasta el vasto océano abierto.

Rica biodiversidad
La vida comenzó en los océanos y continúa desarrollándose en sus diversos hábitats. Alredeor de 100 millones de especies habitan en los océanos, incluyendo al animal más grande del planeta, la ballena azul, y a las bacterias diminutas. En el océano constantemente se descrubren nuevas especies y misterios, además la biodiversidad marina supera a la biodiversidad de la Tierra.

Rol vital para la vida en la Tierra
Los océanos también tienen una enorme influencia en nosotros, los marineros de agua dulce. Producen el 70% de nuestro oxígeno, absorben el calor y lo redistribuyen alrededor del mundo, así los océanos regulan los sistemas climáticos del Planeta.

Formadores de la historia humana
Los océanos también han formado la historia, cultura y vida humana y continúan haciéndolo. Comemos gracias a su generosidad, nos asoleamos en sus playas, nadamos en sus olas, buceamos alrededor de sus maravillas, enviamos nuestros bienes y materias primas a través de su superficie y explotamos sus suelos ricos en minerales y petróleo. Hay muy pocas personas que no se ven de alguna manera influenciadas por los océanos, incluso aunque nunca posen su vista en uno durante sus vidas.

La costa

Los hábitats costeros, como los atolones de coral, las praderas de pasto marino, los bosques de manglar y los bosques de algas, son algunas de las áreas más productivas y biológicamente diversas de la Tierra.

Océano abierto

En la vasta expansión del océano abierto nadan algunas de las criaturas más veloces de la Tierra.

Océano profundo

Las profundidades del mar son el hogar de criaturas extrañas y maravillosas; una variedad de hábitats, desde planos abismales y ventilaciones hidrotermales hasta montañas submarinas cubiertas de corales de agua fría.