Publicación: Encuentro por el agua



Posted on 13 diciembre 2013  | 
Portada Revista Encuentro por el Agua
© WWF Colombia / El EspectadorEnlarge
La huella humana sobre la Tierra tiene en grandes aprietos a la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, lo que pone en riesgo la seguridad futura del ser humano. Por esta razón, cualquier apuesta de desarrollo debe tener en cuenta el agua, los ecosistemas y la infraestructura natural que la regula, como ejes articuladores de política, especialmente si consideramos que por su abundancia, el agua puede ser un factor diferencial en términos de competitividad, y que, si no la manejamos adecuadamente, puede provocar catástrofes como las que vimos durante la ola invernal de hace tres años.

Organizaciones como la Organización para la Cooperación y Desarrollo, de la cual Colombia quiere ser parte, han señalado que los modelos de desarrollo deben tender hacia apuestas más verdes. Para ingresar a esta organización, el país debe poner especial cuidado en la gobernanza institucional del agua y el fortalecimiento de flujos financieros para asegurar recursos suficientes para manejar el capital natural y fortalecer las consideraciones ambientales y la custodia de agua en los sectores productivos.

La protección de los páramos, humedales y bosques de niebla, entre otros, es indispensable para asegurar la oferta hídrica y por eso estrategias para mantener o incluso aumentar el capital natural son urgentes. Por ejemplo, urge fortalecer el sistema nacional de áreas protegidas que alberga el 62% de los nacimientos de los acuíferos nacionales, abastece al 50% de la población y provee el 20% de los recursos hídricos que generan la energía eléctrica del país.

Los sectores económicos y productivos, en especial el minero-energético, agropecuario, infraestructura y vivienda, deben participar y liderar de una mejor gestión hídrica en términos de la custodia de agua de su negocio, más allá de sus impactos directos, incorporando consideraciones ambientales en etapas tempranas de planificación y ordenamiento territorial, además de desarrollar acciones participativas y colaborativas.

Si estos puntos son tenidos en cuenta, y Colombia le da al agua la importancia que se merece, el país puede mostrar un gran liderazgo en la materia, como hemos venido haciéndolo en la propuesta de Objetivos de Desarrollo Sostenible en el marco del proceso de Rio +20, y la unión de esfuerzos del Espectador, ISAGEN y WWF en el marco de la campaña BIBO y el 2do Encuentro por el Agua.

Mary Lou Higgins, Directora, WWF Colombia
 
Portada Revista Encuentro por el Agua
© WWF Colombia / El Espectador Enlarge