El debate público para la transición energética | WWF

El debate público para la transición energética

Posted on 13 septiembre 2017    
Paneles solares
© Global Warming Images / WWF

En el corto plazo, el cambio de un sistema energético depende de la disponibilidad de tecnología y sus costos. Pero si ampliamos el horizonte es la voluntad de la sociedad la que determina la dirección de la evolución tecnológica. Para ello es necesario primero poder imaginar escenarios diferentes, y para poder imaginarlos debemos conocer más sobre cómo evoluciona el sector energía (una valiosa referencia es la obra de Thomas P. Hughes).

Los sistemas de información energética nacionales e internacionales operaban (y en general aún lo hacen) bajo el supuesto de que las decisiones del sector energía sólo las toman unos pocos funcionarios e inversionistas con base en criterios técnicos. Pero no tiene por qué ser así, ni es esto lo que necesitamos para acelerar la transición energética.

Los ciudadanos son más que consumidores pasivos. Los gobiernos y las empresas pueden de ser más transparentes, así como las universidades, organizaciones y medios de comunicación pueden ser más críticos. Hay tres temas de importancia pública sobre la que debemos de tener más información y mucho más debate: el costo y los subsidios a la energía; la capacidad de adaptación de nuestros sistemas energéticos, y la cercanía de la investigación con los problemas locales.

1. Es cierto que como consumidores preferimos tener bienes y servicios a precios accesibles, pero también lo es que como ciudadanos tenemos de derecho a conocer con claridad los recursos públicos o las medidas regulatorias que se utilizan para reducir el costo de diferentes tipos de energía. Debemos empezar sobre el sistema de subsidios para el uso de tecnologías que dependen de combustibles fósiles. El liderazgo actualmente reside en organizaciones que plantean una visión crítica sobre la justicia de la transición energética (ver aquí) que se discutirá en DEMEX organizada por WWF (wwf.org.mx/mexirec).

2. Hay voces que aseguran casi automáticamente la incapacidad de incorporar crecientes proporciones de energías renovables en los sistemas energéticos. En contraste, los responsables de la confiabilidad de sistemas eléctricos continuamente se sobreponen a los retos de mayor participación de energías renovables como solar y eólica, aprendiendo sobre sus propias capacidades de mejora. Pero necesitamos conocer y discutir la capacidad de las instituciones públicas y privadas de evolucionar. Seguir haciendo lo que podemos hacer bien no es suficiente. La iniciativa 21 Century Power Partnership pretende difundir las experiencias de aprendizaje entre los organismos técnicos (ver aquí y su evento en DEMEX aquí).

3. En un entorno de mayor inversión en desarrollo tecnológico e investigación, debemos reconocer que las preferencias de comunidades científicas ya establecidas, por su larga historia, pueden limitar el futuro de la innovación. Aunque no es sencillo, la sociedad debe exigir a la comunidad científica que conduzca su trabajo en vinculación con las preocupaciones de la sociedad. En el corto plazo, debemos observar hasta qué punto los esfuerzos enarbolados por la Misión Innovación responden de manera equilibrada a retos locales y globales, y no sólo a tendencias internacionales (ver aquí los eventos en DEMEX).

Los gobiernos deben de estar dispuestos a discutir el papel del financiamiento público para mantener el funcionamiento del sistema energético fósil; la academia puede hacer mucho más para estudiar y explicar las oportunidades de evolución en nuestras organizaciones públicas y privadas; y como sociedad debemos desarrollar un sentido de exigencia a las comunidades de investigación. Y ante todo ello, si hay un principio que debemos de seguir es el de cuestionar cualquier argumento y explicación que parta desde un incuestionable criterio “técnico” o “económico”. Existen tantos métodos de análisis como prioridades sociales y políticas. Habrá que participar en la definición de estas prioridades.


Por José María Valenzuela colabora en el desarrollo del modelo de protección de generación distribuida dGen, y está asociado a la Universidad de Oxford como estudiante de doctorado. 
@josemaria_mx | jose.valenzuela@bsg.ox.ac.uk

Paneles solares
© Global Warming Images / WWF Enlarge