Merluceros de la región de Valparaíso definieron sus prioridades para la recuperación de la pesquería



Posted on 10 abril 2014
Taller con merluceros en San Antonio
© WWF ChileEnlarge
San Antonio, 10 de abril de 2014.- En la sede del Sindicato de Pescadores San Pedro de Puertecito (San Antonio), pescadores artesanales de merluza común de la Región de Valparaíso participaron en un taller en el cual establecieron los principales problemas de su pesquería y definieron las soluciones que estiman prioritarias para ser incorporadas en el Plan de Manejo y Programa de Recuperación de ésta.

La actividad fue facilitada por WWF Chile, y contó con el apoyo y participación de la Subsecretaría de Pesca, el Laboratorio de Tecnología Pesquera (Tecpes) y el Programa de Derecho del Mar, ambos de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, y fue auspiciada por el Departamento de Estado de EE.UU. y la Fundación David and Lucile Packard.

Las problemáticas más relevantes identificadas por los pescadores fueron la urgente necesidad de contar con una plataforma de apoyo social y económico que les permita hacer frente a la actual crisis de la merluza, especialmente este año, en que la cuota de captura se redujo a menos de la mitad de la del año pasado. Igualmente, surgió con fuerza el tema de la pesca ilegal de merluza, la baja capacidad de fiscalización y la repercusión que esta “pesca negra” de otras zonas tiene en los precios de la merluza que se comercializa en la Región de Valparaíso.

Otros asuntos que los pescadores merluceros de esta zona reclaman y que deben ser abordados decididamente por la autoridad son la recurrente interferencia de los lobos marinos en sus faenas de pesca y también de las naves pesqueras de arrastre, situaciones que merman aún más su alicaída actividad. Sobre este último punto, se enfatizó la necesidad de resguardar sus zonas de pesca históricas en las costas de la Región de Valparaíso.

Otro tema, no directamente relacionado con la pesquería de merluza, pero que los pescadores estiman debiese ser parte de la solución integral de la presente crisis, es la necesidad de un trato preferencial a los sindicatos de pescadores al momento del otorgamiento de concesiones en el borde costero, especialmente en las áreas de caletas donde se han asentado y desarrollado históricamente. Con un argumento simple, pero de sentido común, también se planteó la necesidad de que deben ser eximidos del impuesto específico a los combustibles, ya que “no usamos la bencina para andar en las calles, sino para navegar a las zonas de pesca”, como bien señalan los propios pescadores.

“Registramos con gran detalle las problemáticas y propuestas de solución que nos comentaron los pescadores, y nos comprometimos a analizar su sustento legal y técnico, para hacerlas lo más viables posible en el marco del Plan de Manejo y Programa de Recuperación de la merluza y consistentes con los objetivos de sustentabilidad”, indicó Valesca Montes, encargada del Programa de Pesquerías de WWF Chile. En tanto, Mauricio Gálvez, coordinador del mismo Programa resaltó que “los pescadores necesitan confiar en que sus propuestas serán adecuadamente acogidas por la autoridad. Muchos de ellos están en situación muy vulnerable, pues dependen exclusivamente de la merluza. Es prioritario que el plan de manejo, además de tener acciones relevantes para recuperar este recurso, también contemple un fuerte componente de apoyo social y financiero exclusivamente pensado para estos pescadores”.

WWF y sus colaboradores continuarán desarrollando este tipo de actividades en las restantes regiones del país donde la pesca artesanal de merluza común es relevante. Un próximo taller está planificado para efectuarse el 22 de abril con pescadores de la Región del Biobío, y posteriormente, en mayo, se continuará con las regiones de O’Higgins y El Maule.
Taller con merluceros en San Antonio
© WWF Chile Enlarge