WWF felicita a los Estados Unidos por la destrucción de marfil y le pide establecer una moratoria comercial.



Posted on 14 noviembre 2013
wwf graphics
© WWFEnlarge
Denver, CO, 14 de noviembre de 2013 – World Wildlife Fund (WWF) publicó hoy la siguiente declaración del Presidente y CEO Carter Roberts, en respuesta a la destrucción de marfil realizada por la Agencia de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, en Denver, Colorado:

"Con la destrucción de casi seis toneladas de colmillos y suvenires de marfil de contrabando incautados por los Estados Unidos, el Gobierno envió hoy un fuerte mensaje al resto del mundo: que no tolerará la absurda masacre de los elefantes. El siguiente paso debe ser una moratoria comercial de marfil y sus productos en los Estados Unidos”.

"Necesitamos poner fin a la demanda que fomenta el tráfico ilegal de marfil y tomar medidas contundentes para salvar a los elefantes. Detrás de cada pieza de marfil – de cada colmillo, baratija o suvenir incautado aquí en los Estados Unidos – hay un elefante muerto. Cada operación de compra o venta de marfil aumenta la crisis de la caza furtiva”.

"Esta es la iniciativa más reciente de la administración de Obama para elevar la gravedad del crimen contra la vida silvestre. El pasado mes de julio, por medio de una Orden Ejecutiva el Presidente Obama dio a conocer la creación de un grupo de trabajo interinstitucional de alto nivel para combatir el tráfico ilegal de vida silvestre. Este grupo reúne no sólo a los expertos de conservación de los Departamentos del Interior y de Estado, sino también a personas clave de inteligencia y procuradores legales de los Departamentos de Justicia y del Tesoro de la Nación”.

WWF hace un llamado al Congreso para que declare una moratoria en el comercio de marfil y sus productos en los Estados Unidos hasta que la población de elefantes se haya recuperado. Así mismo, invitamos a otros países como Gabón, Kenia y Filipinas a unirse a los Estados Unidos en la destrucción su marfil ilegal y adoptar una postura en contra del crimen organizado que está detrás de esta cruel matanza.
 
wwf graphics
© WWF Enlarge