OROP del Pacífico Sur: la recuperación del jurel sigue siendo una tarea pendiente



Posted on 14 febrero 2013
WWF Chile. Santiago, 4 Feb 2013.- La primera reunión de la recientemente vigente Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur (OROP PS) tuvo lugar en Auckland, Nueva Zelanda, con magros resultados para la recuperación del altamente sobreexplotado stock de jurel del Pacífico Sureste, aunque con algunos avances incipientes en otras materias.

Mauricio Gálvez, coordinador regional de pesquerías de WWF, quien asistió a la reunión para, junto a otras organizaciones ambientales, impulsar medidas de ordenamiento más estrictas, indicó que “la posición intransigente de algunas delegaciones oscureció el asesoramiento científico, decidiéndose finalmente una cuota total de 438,000 tonelada para todo el rango de distribución del recurso, lo que sólo haría incrementar levemente su biomasa, pero en ningún caso a los niveles biológicamente seguros y que corresponden a llevarla a un punto cercano al máximo rendimiento sostenible (RMS)”.

Con más detalle, Gálvez aclaró que “dado que la biomasa reproductora de jurel está en un nivel 8-16% de su biomasa reproductora original – muy por debajo de los estándares internacionalmente aceptados – WWF proponía una cuota total de 360,000 toneladas pues, del asesoramiento del Grupo de Trabajo Científico, ésta es la que se deduce que llevaría a la biomasa desovante al nivel del 40% de su condición original. Sin embargo, esto no fue explicitado en la asesoría científica, lo que dio pie para que algunas delegaciones como Chile, Perú y Corea propusieran una cuota de 441,000 toneladas, en tanto que otras como la Unión Europea, China, Nueva Zelanda y Estados Unidos propusieron una cuota total de 300,000 toneladas pero sin un argumento biológico que respaldara su propuesta”.

En la larga semana de negociaciones nuevamente aparecieron recriminaciones de sobrepesca previas y el tema de la asignación de cuota causó gran debate. Sorprendentemente, el asunto de si existe más de un stock no apareció con la fuerza que se supondría Perú impulsaría, ya que al parecer la delegación peruana se sentía muy cómoda con la propuesta chilena de 441,000 toneladas. Finalmente, los delegados llegaron a una fórmula bastante creativa, pero no lo suficiente para permitir la recuperación del jurel a niveles biológicamente seguros. Se decidió una cuota total de 438,000 toneladas de jurel en todo su rango de distribución, de las cuales 360,000 toneladas deben ser capturadas en la alta mar y Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Chile. Con esto, Perú, Ecuador y Colombia, quienes aún no han ratificado la Convención de la OROP PS, podrán capturar la diferencia en sus aguas jurisdiccionales y eventualmente excederse, pues para esos estados esta medida no es vinculante por no ser miembros plenos de la OROP PS.

De las 360,000 toneladas, la asignación resultante fue la siguiente:

Belice: 1.031 ton (solamente en la alta mar)
Chile: 249.796 ton (alta mar y ZEE)
China: 29.256 ton (solamente en la alta mar)
Unión Europea: 31.046 ton (solamente en la alta mar)
Islas Faroe: 5.355 ton (solamente en la alta mar)
Corea: 3.764 ton (solamente en la alta mar)
Perú: 18.636 ton (solamente en la alta mar)
Vanuatu: 21. 116 ton (solamente en la alta mar)

Con esta asignación Chile deberá modificar su actual cuota de jurel que fue fijada en diciembre del año pasado en 282.000 toneladas. En tanto Perú, que esperaba capturar al menos unas 120.000 toneladas de jurel este año, deberá – si es que se ajusta a la resolución de la OROP PS – bajar sus expectativas a un máximo de 78.000 toneladas.

“Como un elemento rescatable, al menos ahora se sabe con claridad cuánto debe capturar cada país, lo cual hace más transparente el ordenamiento” comenta Gálvez. Y agrega “otros aspectos positivos fueron que se instruyó al Comité Científico a que asesore a la Comisión acerca de los puntos biológicos de referencia que permitan alcanzar el RMS y que recomiende cuotas de captura acorde al objetivo de alcanzar el RMS. También se le pidió al Comité Científico que recomiende otras medidas de conservación (vedas, tallas mínimas, etc.) que permitan construir un plan de recuperación del jurel”.

Enfoque Ecosistémico

Si bien gran parte de las discusiones estuvieron centradas en el jurel, también hubo un espacio para avanzar en otras materias tales como aspectos administrativos y financieros para echar a andar la estructura de la organización.

Por primera vez se mandató al Comité Científico a trabajar en temas específicos que abordan el enfoque ecosistémico para el manejo de las pesquerías y cuidado del medio marino en el cual éstas se desarrollan. Esto, en gran medida, fue producto del activo trabajo e influencia que ONGs como WWF y Birdlife ejercieron. Entre las tareas más relevantes que se le dieron al Comité Científico están:

- Elaborar y proponer medidas de conservación y ordenamiento para la pesquería de jurel, más allá de la cuota de captura.

- Evaluar el impacto de las actividades pesqueras en las Áreas Marinas Ecológica o Biológicamente Significativas (EBSAs) y los Ecosistemas Marinos Vulnerables (EMV) y proponer acciones para su mitigación.

- Evaluar el bycatch y captura incidental de aves, mamíferos y reptiles en las pesquerías y proponer opciones de mitigación.

La próxima reunión de la Comisión será a principios del próximo año en Manta, Ecuador, y WWF espera que nuevos y más decididos avances se puedan obtener en ese encuentro. Perú y Ecuador anunciaron que esperan ser miembros plenos de la OROP PS para la próxima reunión.
 
Reunión plenaria de la primera reunión de la Comisión de la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur, Auckland, 2013.
© WWF Enlarge