El Ministerio de Ambiente aún no le pone estrella al Inírida



Posted on 04 diciembre 2012  | 
Articulo por Carolina García Arbelaez , 29 de noviembre de 2012. Tomado de La Silla Vacia haz click AQUI para el artículo

En la frontera amazónica entre Colombia y Venezuela, se encuentra la Estrella Fluvial de Inírida, un complejo de ríos y humedales que abarcan 283.000 hectáreas y que es uno de los lugares con mayor diversidad biológica en Colombia. Desde hace cuatro años, las comunidades indígenas de la zona, el Ministerio de Ambiente y organizaciones ambientales buscan su protección. El proceso está casi listo pero no se ha podido completar porque el Ministerio de Minas lleva dos años sin dar su concepto.

Para declarar el sitio RAMSAR, una figura internacional que protege sitios con un valor hídrico excepcional de actividades como la minería, el Ministerio de Ambiente ya realizó los estudios necesarios, el Ministerio del Interior la consulta previa con las comunidades indígenas y a comienzos de 2011, le mandó la información al ministerio de Minas para que diera su concepto.

El Ministerio aún no lo ha dado y aunque este concepto no es obligatorio sí es un paso indispensable. Por esta razón, el proceso está estancado hace casi dos años y las comunidades indígenas de la zona tienen urgencia de conseguir este escudo contra la minería.

La demora injustificada

La declaratoria de la Estrella Fluvial de Inírida como sitio Ramsar es una de las primeras batallas a la que se enfrenta el nuevo ministro de ambiente, Juan Gabriel UribeLa obligación de dar el concepto esta en cabeza de Federico Rengifo, ministro de Minas. Este requisito es necesario para poder declarar cualquier área protegida.El 13 de marzo de 2011, el Ministerio de Ambiente le envió al ministerio de Minas los estudios y los planos cartográficos para que pudiera dar su concepto. Pasó más de un año sin que avanzara el proceso porque el Ministerio de Ambiente no mandó la información cartográfica en el formato Shape, que es el lenguaje que usa Ingeominas para determinar qué títulos mineros y licencias existen en el país.

Sin embargo, desde julio de este año el ministerio de Minas recibió la información cartográfica en el formato que necesitaba y tiene todas las herramientas para dar su concepto. Ahora el problema es que no es claro qué división del Ministerio es el encargado de hacerlo.

“Cuando empezamos a funcionar teníamos la duda de si estaba en nuestra cabeza dar esos conceptos y le consultamos a la oficina jurídica”, le dijo a La Silla Eduardo Junguito, director de la oficina de Asuntos Ambientales del Ministerio de Minas. “Nos dijeron que esa función no estaba dentro de nuestras competencias pero que sí deberíamos ofrecer apoyo”.

Como no existe un verdadero doliente en el ministerio que responda por estos conceptos, y además, legalmente no hay un plazo para dar ese concepto, la Estrella Fluvial de Inírida sigue sin contar con esa protección a pesar de que -por lo menos de dientes para afuera- tanto el Ministerio de Ambiente como el Ministerio de Minas lo ven con buenos ojos.

“No es que haya un interés oculto en el ministerio de Minas para no dar el concepto como lo han sugerido algunos ambientalistas” le dijo Junguito a La Silla. “Lo más probable es que el concepto esté listo para finalizar el año”.

Un escudo contra la minería
A comienzos de 2012, el gobierno de Juan Manuel Santos tomó la decisión polémica de crear una reserva minera en el Amazonas de 17 millones de hectáreas, en las cuales está incluído todo el departamento de Guainía.

Actualmente, en la Estrella Fluvial de Inírida se han concedido varios títulos mineros y hay más de treinta solicitudes. Sin embargo, no hay nadie que tenga el derecho a la explotación minera pues aún no se ha concedido ninguna licencia ambiental para hacerlo.

Por esta razón, para las comunidades de la zona, la Estrella Fluvial de Inírida se vuelve un escudo contra la minería. La urgencia de los indígenas de la zona Ramsar es que a dos horas en lancha ya hay más de 14 dragas explotando oro en el río Inírida y desde ya están sufriendo las consecuencias.

“Con la minería han contaminado el río con mercurio, un contaminante muy bravo que perjudica a las personas.” le dijo a La Silla, Delio Suárez, capitán de la comunidad indígena La Ceiba. “Otro problema es que lo mantiene revolcado, turbio y los peces se alejan. Sabemos que genera recurso pero no es renovable”.

La figura Ramsar parece ser la solución más adecuada pues prohíbe la minería en la zona pero le permite a las comunidades seguir desarrollando actividades sostenibles como la pesca, que es una de sus principales fuentes de ingreso.


Los indígenas se organizan a la espera de una respuesta

Mientras están a la espera del concepto de Minminas, los indígenas en Guainía ya han comenzado a elaborar los planes de manejo ambiental que serán implementados cuando se logre la declaración. Se han reunido, por ejemplo, para deliberar cómo debería estar regulada la pesca.

“Una de las ventajas que ofrece Ramsar es que el plan de manejo ambiental es concertado con las comunidades”, le dijo a La Silla, Saulo Usma, especialista en agua dulce de la organización ambiental World Wildlife Fund (WWF), la cual ha acompañado este proceso desde sus inicios. “Si no fuera de esta forma, a largo plazo no serviría la declaratoria pues ellos son los encargados de asegurar su conservación”.

Por ahora los indígenas tienen la misma duda que los ambientalistas: ¿Cuando se va a declarar sitio Ramsar la Estrella Fluvial de Inírida? Si Junguito está en lo cierto y el Ministerio de Minas da el concepto antes de que se acabe el año, Santos podrá empezar el 2013 declarando la primer área protegida de su gobierno.

Para más información hacer click AQUI
"En la frontera amazónica con Venezuela el río Inírida, el Guaviare, el Atabapo y el Ventuari se unen para darle paso al Gran Orinoco. Así se forma la Estrella Fluvial de Inírida"
© Fernando Trujillo Enlarge