Trabajo móvil para combatir el cambio climático



Posted on 29 July 2014  | 
Mary Lou Higgins, Directora de WWF Colombia, durante la Feria de Teletrabajo
© WWF-Colombia Enlarge
El trabajo tradicional de escritorio y oficina se está reinventando. Con la facilidad de acceder a Internet prácticamente desde cualquier rincón del mundo ya no es necesario que las personas se desplacen todos los días a sus oficinas. Ahora el trabajo puede ser móvil, es decir, se puede hacer desde cualquier lugar dónde el empleado se sienta productivo y tenga las condiciones óptimas para producir resultados. No importa si es en el café del barrio o en pantuflas en el estudio de la casa.

El trabajo móvil, también llamado Teletrabajo, tiene muchos beneficios para el empleador, el empleado, la ciudad y el medio ambiente. Al empleador le permite ahorrar en costos de infraestructura de oficina ya que no es necesario que toda la nómina asista todos los días al lugar de trabajo. Al empleado le da la posibilidad de poder combinar más fácilmente sus necesidades personales con las laborales.

Por ejemplo, según Raffaella Temporiti, Directora de Recursos Humanos de IBM Argentina, el Teletrabajo permite a las mamás estar más cerca de sus hijos en periodos críticos como las vacaciones escolares sin descuidar sus asuntos laborales ni disminuir su productividad.

Pero, sobre todo, el trabajo móvil le trae beneficios a la ciudad y al medio ambiente, pues es una herramienta para combatir los problemas de la movilidad y el cambio climático. Con el aumento de la población y especialmente de la población urbana, la movilidad se ha vuelto un tema crucial en la planeación de las ciudades.

Sin embargo, los proyectos de infraestructura y de transporte público no avanzan al mismo ritmo que el crecimiento urbano. La población mundial ha aumentado más del doble desde 1950, hasta los 7.000 millones en 2011 y se prevé que alcance algo más de 9.300 millones en 2050. Además, se calcula que más del 50% de la población mundial es urbana y que para el 2050 el 70% lo será. Estos porcentajes son más altos en los países en desarrollo cuyo crecimiento urbano es mayor. En Colombia, por ejemplo, 8 de cada 10 colombianos viven en la ciudad.

Entonces, la movilidad se ha convertido en la piedra en el zapato para los alcaldes y la piedra angular para el desarrollo urbanístico. No obstante, a la hora de diseñar políticas públicas que alivien los problemas de tránsito muy pocas veces se ha propuesto el teletrabajo como una solución.

Según Rodrigo Suárez, Director de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente, 45% de los viajes en carro en Bogotá son de personas que se desplazan desde su casa al trabajo. En este caso, el Teletrabjo podría ser una de las soluciones a los trancones que se forman todos los días en sus vías principales.

Las ciudades son las mayores generadoras de emisiones de gases efecto invernadero que causan el cambio climático. Según Mary Lou Higgins, Directora de WWF Colombia, 70% de las emisiones de CO2 se generan en las ciudades. Pero si se reducen los viajes en carro también se reducen las emisiones. Según Suárez, 40% del consumo final de energía en Colombia corresponde al sector transporte. Entonces, si el Teletrabajo sirve como política para reducir el consumo energético del transporte, reduciría las emisiones de gases efecto invernadero y sería una forma de combatir el cambio climático.

Este fenómeno afecta directamente a las zonas urbanas por las variaciones en los regímenes de lluvias y porque acentúa los riesgos ambientales asociados al ciclo del agua y a la estabilidad de suelos principalmente. Además, puede afectar la capacidad de la ciudad para proveer servicios básicos como el suministro de agua, la infraestructura física, el transporte, los bienes y servicios del ecosistema, el suministro de energía, la producción industrial, entre otros.

La tecnología y el acceso a Internet están revolucionando a las ciudades para que se vuelvan inteligentes. El trabajo móvil hace parte de esta revolución. Por esa razón, el jueves 24 de julio, durante la feria de Teletrabajo organizada por el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, doce entidades privadas y ocho públicas, entre ellas WWF, firmaron el Pacto de Teletrabajo. Esta iniciativa busca implementar políticas de trabajo móvil dentro de las organizaciones. “Esta alianza con MinTic es una gran oportunidad para los procesos de innovación en las ciudades”, dijo Higgins durante el evento.

En efecto, el paradigma del trabajo en el escritorio de oficina está cambiando. El abanico de posibilidades que ofrece el Internet, la necesidad de combatir el cambio climático y de solucionar problemas de movilidad urbana hacen que el Teletrabajo cada vez coja más fuerza y se posesione dentro del corazón de las organizaciones. El trabajo móvil cada día deja de ser una opción desconocida y arriesgada para convertirse en una opción viable con múltiples beneficios para el empleador, el empleado y la ciudad.
 
Mary Lou Higgins, Directora de WWF Colombia, durante la Feria de Teletrabajo
© WWF-Colombia Enlarge
Doce entidades privadas y ocho públicas, entre ellas WWF, firmaron el Pacto de Teletrabajo
© WWF-Colombia Enlarge

Subscribe to our mailing list

* indicates required